ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,junio 27" en Spreaker.

Comercialización de testigos

24 de febrero del 2011 | OPINIÓN | Por Diego Palacio B.
Los delincuentes no tienen ideología sino simple oportunismo, y los periodistas verdaderamente independientes no evitan mencionar los reversazos y contradicciones de testigos conocidos, como Yidis Medina.
Tiene razón la Corte Suprema de Justicia en sentirse indignada y seriamente preocupada por el cambio sistemático en las versiones de algunos testigos. Parece que hay grupos especializados en ofrecer los testimonios a la "medida del cliente".

El caso del abogado Ramón Ballesteros, recientemente detenido por sobornar a un testigo para favorecer a uno de sus clientes, no sólo es bochornoso, sino que evidencia la existencia de un cartel cuyo objetivo es el de crear, acomodar y, si es necesario, rectificar testimonios.

El cometido, como vimos en el "caso Ballesteros", era favorecer a determinados acusados y desprestigiar al reconocido magistrado auxiliar Iván Velásquez. Una campaña de desprestigio que muchos funcionarios, entre los que yo me incluyo, han sufrido en carne propia.

Por eso aplaudo la decisión inaplazable de hacer una exhaustiva y minuciosa revisión de los testimonios. Empezando, por supuesto, por la excongresista Yidis Medina, quien además de ser una experta en cambiar las versiones, resultó clienta y testigo de Ballesteros en el sonado caso del exsenador Luis Alberto Gil.

No hay que olvidar que el 21 de agosto de 2007, la excongresista Yidis Medina aseguró en una entrevista en Vanguardia Liberal y lo ratificó en el programa Pregunta Yamid, que había visto al exsenador Gil tomando whisky con los paramilitares. Sin embargo, el 13 de enero de 2011, casi que en los mismos días cuando su abogado Ballesteros sobornaba al testigo protegido, Yidis Medina (también defendida por Ballesteros) se retractó con su habitual frescura, alegando que no lo vio, sino que le contaron. Un reversazo más en la larga lista de contradicciones descaradas que la excongresista ha hecho sin el menor pudor.

Ojalá que la justicia llegue hasta el fondo, y sin excepciones, en este tráfico descarado de testigos, en el que las versiones se cambian y acomodan al gusto del cliente. Ojalá también se escarbe lo suficiente para responder a interrogantes que a muchos nos inquietan, como por ejemplo:

- ¿Hasta dónde llegaba la influencia del abogado sobre Yidis Medina? Recordemos que en palabras del mismo Ballesteros, él se había convertido en su inspirador y conductor y hacía todo lo que él le sugería.

¿Es posible que el abogado presionara o motivara a Yidis para que cambiara su testimonio a favor de su otro cliente? Lo cierto es que, o Yidis mintió ante los medios, o mintió ante la Corte.

- ¿Es cierto que Ballesteros era muy amigo de importantes funcionarios de la Fiscalía y que su esposa fue nombrada Jefe de Control Interno? ¿Qué papel o influencia jugó su esposa en los casos en que participaba el abogado?

- ¿Por qué apareció Alfredo Serrano como la persona elegida por Yidis para la elaboración de un libro y también aparece como contacto entre el abogado Ballesteros y el paramilitar que pretendían comprar? ¿No son demasiadas coincidencias y contradicciones para que sean tenidas en cuenta, y la justicia actúe?

-Un último apunte para el periodista Coronell, que intentó politizar la discusión ubicando a los protagonistas en determinados partidos políticos: los delincuentes no tienen ideología sino simple oportunismo, y los periodistas verdaderamente independientes no evitan mencionar los reversazos y contradicciones de testigos conocidos, como Yidis Medina.

El Colombiano – Medellín - Colombia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.