ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"# pega,pelàez y gardeazábal,agosto 23" en Spreaker.

Carrobomba: muchos intereses en juego

Colprensa | Bogotá | Publicado el 15 de agosto de 2010


VARIAS SON LAS hipótesis sobre los autores del atentado en Bogotá: la derecha para frenar un eventual proceso de paz o el ala más guerrerista de la guerrilla. Nada se descarta.
Reuters, Bogotá | El presidente Juan Manuel Santos anunció una recompensa de 500 millones de pesos a quien suministre información sobre los responsables del carrobomba en el sector de Chapinero, en Bogotá. El alcalde de la capital del país, Samuel Moreno Rojas, había negado en principio a entregar cualquier dinero, porque considera que dar información a las autoridades es el deber de todo ciudadano de bien.
Se estará dando un renacer del terrorismo? Esa podría ser la pregunta con la que arranca la segunda semana de gobierno de Juan Manuel Santos, luego de las explosiones del carrobomba en Bogotá y en la plaza de mercado de Sandoná (Nariño), y el atentado frustrado en Neiva.

Por eso, uno de los retos no solo de Santos sino de la nueva cúpula militar será demostrar que la política de Seguridad Democrática no está encarnada en el ex presidente Álvaro Uribe.

Algunos analistas coinciden en que los colombianos deberían ser más críticos y preguntarse ¿a quién le sirvió este acto?, ¿ será que las Fuerzas Armadas bajaron la guardia? ¿Vuelven las amenazas contra la libertad de prensa? Esto hace surgir tres hipótesis.

La primera habla de facciones de ultraderecha que quieren obstaculizar un posible diálogo con las Farc (insinuado en un video por alias "Alfonso Cano") y de paso entorpecer las recién restablecidas relaciones entre Colombia y Venezuela.

La segunda, es que la explosión frente la sede de Caracol Radio sería un claro ataque a la libertad de prensa. En este caso, el narcotráfico podría estar tras los hechos de terror en Bogotá.

Finalmente, se apunta a las Farc como autoras del carrobomba y se dice que lo sucedido fue una estrategia para aprovechar la transición del nuevo Gobierno.

Sin absolutismos guerreristas
Los intereses y responsables del atentado del jueves podrían ser tan diversos, que el mismo presidente Santos hizo un llamado para no apresurarse al momento de buscar responsables.

Para el analista y consultor en temas de seguridad y defensa John Marulanda, aunque las Farc están sustancialmente desarticuladas, el atentado en Bogotá, así como las acciones en Huila y Nariño, son "relativamente fáciles de hacer".

En ese sentido y tras la aparente inactividad de las Farc, Marulanda preguntó si la Fuerza Pública habría bajado la guardia. "El Estado venía neutralizando exitosamente una serie de atentados terroristas y la guerrilla no había podido hacer este tipo de actos, a pesar de que es sabido que los tenía planeados hacía mucho tiempo".

Agregó que hay documentos del frente Antonio Nariño y la columna móvil Teófilo Forero en los que se habla de "operaciones especiales", sobre las cuales la inteligencia militar tenía conocimiento.

Sin embargo, aclaró que aunque el método del atentado apunta a las Farc, no se puede descartar un responsable diferente.

El director del semanario Voz , Carlos Lozano, considera muy significativo que estos "actos vandálicos, terroristas, despreciables", se hayan cometido cuando se abre una pequeña posibilidad para el diálogo de paz.

De ahí que considere "impensable" que las Farc sean las autoras del acto: "'Alfonso Cano' estaba hace unas pocas semanas haciendo fuerzas de paz, entonces ¿cómo entender que ahora quiere hacer un atentado terrorista? Este atentado le sirve es a los enemigos de la paz".

Para Alejo Vargas la hipótesis de que miembros de grupos derechistas radicales estén detrás de los hostigamientos no se debe descartar.

Dijo que en varios sectores políticos y académicos ya se está hablando de "falsos positivos de la derecha", que están tratando de "enviarle un mensaje al presidente Santos para intimidarlo o para decir que en Bogotá se necesita un Gobierno de mano dura". Esto último, si se tiene en cuenta que el próximo año habrá elecciones para la Alcaldía.

En cuanto a la posibilidad de que sea un ataque "contra la libertad de prensa" o por lo menos contra un medio como Caracol , hay un antecedente y es la denuncia de Darío Arismendi, en el sentido de que hace tres semanas les habían retirado la vigilancia de la Policía.

Frente a este hecho, Vargas recordó lo sucedido en el Palacio de Justicia, hace 25 años, donde también fue retirada la seguridad días antes de la toma del M-19.

Por el contrario, Marulanda considera que explotar el carro al lado de Caracol lo único que hizo fue traer publicidad y crear el terror entre los ciudadanos.

Las salidas
Los expertos coincidieron en que el presidente Santos podría usar como estrategia, reforzar los servicios de seguridad e inteligencia y no bajar la guardia en la ofensiva contra las Farc.

Vargas destacó el comportamiento del mandatario al decidir actuar con prudencia y decirle a los colombianos que estén tranquilos y que no se dejen amedrentar.

Agregó que hay que reforzar el cubrimiento a las ciudades sin que la Fuerza Pública descuide el conflicto que se libra contra las guerrillas y las bandas criminales en el área rural.

"Creo que la estrategia que venía desarrollando la Policía en algunos sectores de las ciudades, de trabajar sobre cuadrantes, puede ser una base importante", indicó el politólogo.

Carlos Lozano dijo que esta es la oportunidad para darle una salida al conflicto mediante la vía negociada, para que estos actos violentos no se repitan.

"Me parece que el Gobierno debe reflexionar en este momento, ante un atentado de estos, para darnos la razón a quienes luchamos por la paz: que la única salida posible para erradicar estos actos es la salida política negociada", precisó.

Ahora, el camino lo deberá recorrer Santos junto a la cúpula militar, quienes deberán reforzar el pie de fuerza y la inteligencia para que, en el sentir de los colombianos, no quede la impresión de que se retrocede a la década de los años 90, cuando los carrobombas del extinto Pablo Escobar revivieron el régimen del terror.

Link artículo original

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.