ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#pega ,Peláez y Gardeazábal dic 7 2017" en Spreaker.

VOLVER AL PASADO


Por: MARIO CÉSAR RODRÍGUEZ RAMÍREZ

QUE NO LLOREMOS LUEGO SOBRE LA LECHE DERRAMADA
No nos engañemos, la intención del narcoterrorismo es clara, presionar la elección de sus alfiles a la Presidencia para imponernos modelos totalitarios y retardatarios. De usted depende el futuro de la patria, o claudicamos o nos imponemos en la defensa de nuestros valores.  Los militares de muchas naciones se quejan amargamente del panorama que se ha impuesto en esos paises por obra del socialismo y el populismo; lo triste es que ese mismo escenario se perfila sobre Colombia si se atienden los cantos de sirena que los enemigos de la democracia plantean. El odio de la caterva gobernante por todo lo que tenga algún vestigio de Patria, de milicia auténtica y de catolicidad, es plenamente coherente con la naturaleza intrínsecamente perversa y diabólica de sus miembros, señalan esos militares y nos recuerdan los discursos y planteamientos que en ese sentido se hacen en el país por los ahora civilistas exguerrilleros amnistiados, jueces y magistrados, y candidatos de todas las pelambres que cuestionan los resultados de la seguridad democrática y la eminente derrota del narcoterrorismo.

Para la muestra un botón. Dos Oficiales probados en el combate contra la amenaza narcoterrorista son puestos en la picota pública y sacrificados por haber asistido a la boda de alguien que resultó siendo un narcotraficante, no por haber sido condenado en nuestros tribunales sino por un requerimiento de extradición, sin reconocerles el derecho a la presunción de inocencia o al menos el beneficio de la duda, son destituidos públicamente y sin un debido proceso; en tanto Magistrados de la Corte Suprema de Justicia homenajeados por delincuentes, son exonerados sin siquiera la apertura de una investigación disciplinaria y de reos de tamaña indelicadeza pasan a ser héroes nacionales e internacionales por señalar que la evidencia en su contra es apenas un intento de coaccionar al poder judicial.

Para los enemigos de la democracia, la naturaleza de la autoridad, como potestad justificada por el bien común y orientada hacia éste, les es totalmente ajena, como les son ajenos la virtud, la piedad, la Patria, el derecho, la lógica y hasta el sentido común, son apenas accesorios eliminables cuando de imponer sus protervos intereses se trata, por eso los terroristas en América latina hoy posan de estadistas y quienes los combatieron son presentados como criminales, ante una bobalicona aceptación social que no entiende el camino al despeñadero por donde es conducida, hay gentes que todavía creen que la miseria cubana o venezolana es el modelo perfecto de un Estado.

Hay sectores de nuestra sociedad que se sienten siempre psicológicamente más cercanos al delincuente que al estadista, más identificados con el agitador de barricada que con el ciudadano decente y sentimentalmente más unidos con el anarquista ponebombas que con el soldado heroico. No esperamos de ellos otra cosa que odio, arbitrariedad, resentimiento y bestialidad.

Los gobiernos y los ejércitos que combatieron el terrorismo en décadas pasadas son hoy objeto de juicios y condenas, mientras quienes propiciaron el terror y la violencia son elevados a las mas altas dignidades del Estado, el pecado del soldado es haber combatido la ilegalidad terrorista, la gloria del terrorista es haberse impuesto como ícono rebelde ante la sociedad; no es malo haber causado masacres como las de Tacueyó, Machuca o Bojayá, no es malo asesinar niñas y niños con cilindros bomba o minas quiebrapatas, ni reclutarlos para la guerra o secuestrar inocentes y someterlos a los más inimaginables vejámenes, hemos llegado a tal estado de degradación que los autores de estos delitos de lesa humanidad son llamados luchadores altruistas o luchadores políticos por nuestros magistrados y senadores, mientras sobre el soldado se tiende el manto de la presunción de culpabilidad por el hecho de serlo.

Los colombianos no podemos olvidar que el mismísimo Chávez le ordenó a sus ministros utilizar todos los medios posibles para intervenir en los asuntos internos de Colombia y que señaló al Polo Democrático como vehículo para esa intervención, lo que ha quedado demostrado en los vídeos y declaraciones recientes que muestran a militantes del Polo requiriendo el apoyo de sus pares bolivarianos en Venezuela. No bastan discursos insulsos rechazando ese hecho por parte de su candidato presidencial. Tampoco podemos olvidar que personas como Piedad Córdoba han manifestado su identidad con las tesis de las Farc y del chavismo, compartidas por sus conmilitones de la organización bolivariana que preside, entre ellos Iván Cepeda, Gloria Cuartas y los componentes de ciudadanos y ciudadanas por las Farc.

El domingo 30 de mayo es crucial para nuestra supervivencia, la pereza, la apatía o la desidia simplemente favorecerán los intereses del narcoterrorismo; tanto en Venezuela como en otros países vecinos están alineando a los ciudadanos colombianos que allí habitan para votar por los amigos de las Farc y Eln, si no impedimos que ellos ganen en corto tiempo retrocederemos al siglo XIX para asimilar el modelo de desarrollo cubano o venezolano. De usted depende el futuro de la patria, dignidad o sometimiento.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.