ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA peláez y gardeazábal,oct 20" en Spreaker.

FABRICANDO UN PADRE

Por: Benjamin Disraeli

Hoy 13 de agosto de 2010 es un día muy especial, muy importante. Mi padre cumple 80 años de vida.

Por esta razón en esta ocasión no voy a comentar sobre política, ni voy a buscar artículos y columnas sobre uribismo o santismo, ni mucho menos voy a tratar de averiguar si los 'honorables' togados amanecieron con ganas de seguir atropellando la justicia con su eterno y continuado prevaricato; donde absolutamente todos los estamentos sociales colombianos pasan de 'agache', algunos por miedo y otros simplemente porque son parte del odio y de la sed de revancha y venganza con la que se está impartiendo justicia en esta maltratada patria.

Hoy, si ustedes me lo permiten, me voy a tomar el atrevimiento de usar este espacio para rendir un sencillo homenaje a un hombre que a través de su vida, tanto en lo familiar como en lo profesional, ha dado muestras en todo momento de su fe cristiana y católica, de su compromiso con sus principios éticos y morales, y cuya vida ha sido faro de luz y ejemplo para muchas personas, además de sus hijos que se han cruzado en su camino en el diario trajinar de la existencia. 

Estaba en la tarea de elegir los principales aspectos que quería tratar en estas notas, sobre mi padre,  porque son muchos y muy buenos en estos 80 años de fructífera existencia, y me sentí abrumado porque tendría que escribir un libro para que nada se me quedará entre el tintero. Entonces acudió ante mí la ayuda poderosa de la internet y me encontré con este cuento corto y profundo, que de alguna manera contiene lo que yo, quería expresar en este momento. No reseño el autor porque no aparece ninguno conocido pero mantengo la regla de ponerlo entre comillas:
FABRICANDO UN PADRE

En el taller más extraño y sublime conocido, se reunieron los grandes arquitectos, los afamados carpinteros y los mejores obreros celestiales que debían fabricar al padre perfecto:

- "Debe ser fuerte", comentó uno.

- "También, debe ser dulce", comentó otro experto.

- "Debe tener firmeza y mansedumbre: tiene que saber dar buenos consejos".

- "Debe ser justo en momentos decisivos; alegre y comprensivo en los momentos tiernos".

- "¿Cómo es posible -interrogó un obrero- poner tal cantidad de cosas en un solo cuerpo?”

- "Es fácil", -contestó el ingeniero- "Solo tenemos que crear un hombre con la fuerza del hierro y que tenga corazón de caramelo".

Todos rieron ante la ocurrencia y se escuchó una voz (era el Maestro, dueño del taller del cielo):

- "Veo que al fin comienzan" -comentó sonriendo- "No es fácil la tarea, es cierto, pero no es imposible si ponen interés y amor en ello".

Y tomando en sus manos un puñado de tierra, comenzó a darle forma.

"¿Tierra? -preguntó sorprendido uno de los arquitectos-
- ¡Pensé que lo fabricaríamos de mármol, o marfil o piedras preciosas!.

-"Este material es necesario para que sea humilde" -le contestó el Maestro-
Y extendiendo su mano saco oro de las estrellas y lo añadió a la masa.

- "Esto es para que en las pruebas brille y se mantenga firme".
Agregó a todo aquello, amor, sabiduría. Le dio forma, le sopló de su aliento y cobro vida, pero... faltaba algo, pues en su pecho le quedaba un hueco.

"¿Y qué pondrás ahí?" -preguntó uno de los obreros-

Y abriendo su propio pecho, y ante los ojos asombrados de aquellos arquitectos, saco su corazón, le arrancó un pedazo, y lo puso en el centro de aquel hueco. Dos lágrimas salieron de sus ojos mientras volvía a su lugar su corazón ensangrentado.

-¿Por qué has hecho tal cosa?" -le interrogó un ángel obrero y aún sangrando, le contestó el Maestro:
-"Esto hará que me busque en momentos de angustia, que sea justo y recto, que perdone y corrija con paciencia, y sobre todo, que esté dispuesto aún al sacrificio por los suyos y que dirija a sus hijos con su ejemplo, porque al final de su largo trabajo, cuando haya terminado su tarea de padre, allá en la tierra, regresará hasta mi. Y satisfecho por su buena labor, yo le daré un lugar aquí en mi reino.”

¡FELIZ CUMPLEAÑOS PADRE QUE DIOS LO GUARDE Y LO TENGA CON TODOS NOSOTROS UNOS BUENOS AÑOS MÁS!

2 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.