ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,oct 17" en Spreaker.

El primer mes


Miércoles 8 de septiembre de 2010 Por: Juan Carlos Echeverry*

En el primer mes de Gobierno hemos puesto combustible presupuestal a las locomotoras del agro, la vivienda, la infraestructura, la educación y la innovación

Las metas económicas del Gobierno son: más empleo formal y productivo, crecimiento económico sostenido, ahorro en las épocas de vacas gordas para disponer de él en las flacas, gasto público eficiente e inversión eficaz en las regiones; reglas del juego claras y sencillas en lo tributario, lo presupuestal, el crédito público y la regulación financiera; y universalidad y calidad en la salud, la educación, las pensiones y la atención a los niños, los pobres y los desplazados, en un marco de sostenibilidad fiscal.

En el primer mes hemos puesto combustible presupuestal a las locomotoras del agro, la vivienda, la infraestructura, la educación y la innovación. Para el 2010 se agenciaron 500.000 millones de pesos adicionales, provenientes de mayor recaudo, para un "estartazo" orientado a combatir desde ya el desempleo y la informalidad.

Para el 2011, se agregó al presupuesto dos billones de pesos para las locomotoras y para reducir los costos de energía del aparato productivo; esto debe permitirle competir mejor y amortiguar la apreciación del peso. Con el mismo objetivo, el Emisor anunció la capacidad eventual de intervención en el mercado cambiario por mucho más tiempo, con base en mayores posibilidades de esterilización monetaria.

El empleo formal responderá a la dinámica productiva, que facilitaremos con menores costos de contratación, contenidos en la ley de formalización y primer empleo, para jóvenes y pequeñas empresas. Se cambiarán los incentivos al capital por unos hacia los nuevos empleos.

Ahorraremos los ingresos extraordinarios derivados de producción y precios más altos en minería y petróleo. Esta es la cuota de responsabilidad que pondrá la Nación, como contrapartida del esfuerzo de ahorro que se pide a las regiones en la reforma de las regalías.

Esta última, que se presentó al Congreso, se inspira en tres conceptos de equidad: uno regional, para que estas lleguen a toda la población colombiana; otro social, para que privilegien a las regiones más pobres, costaneras y fronterizas; y una de equidad con las generaciones futuras, a través de un ahorro que permita una senda estable de inversión en los grandes proyectos de desarrollo, pospuestos por muchas décadas de escasez de recursos y planeación inadecuada. En mi concepto, esta será la reforma económica más importante en años para el desarrollo del país.

Estamos empeñados en devolverle la salud fiscal al Estado colombiano, perdida desde principios de los años noventa, una tarea a la cual varios de los funcionarios actuales, empezando por el Presidente, hemos dedicado desde hace 12 años ingentes esfuerzos. Se estabilizará y reducirá paulatinamente la deuda pública, para que la economía colombiana esté preparada para resistir los embates de eventuales crisis internacionales. Este es un activo que agradecerán silenciosamente los más pobres, que naufragan ante los oleajes de la economía, así como los padres de familias y los empresarios.

En otros frentes, reformaremos el proceso presupuestal, modernizaremos el estatuto cambiario y perfeccionaremos el sistema impositivo, para que sea eficiente, sencillo y justo, con una Dian orientada a generalizar la legalidad en las obligaciones con el fisco. Respaldaremos el uso de sistemas electrónicos de pagos para formalizar las transacciones.

Nos hemos reunido con las altas cortes, los gremios, los sindicatos, las agencias calificadoras, los creadores de mercado locales y los compradores internacionales de deuda colombiana. Al igual que al Congreso, les hemos contado estos planes para garantizar su confianza en este plan de ruta.

La meta es un país dinámico y equitativo, donde el desempleado consiga trabajo, el trabajador ascienda socialmente hasta convertirse en parte de una pujante clase media, sus hijos se eduquen y el emprendedor sea retribuido por tomar riesgos y hacer empresa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.