ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#pega,pelaez y gardeazabal, diciembre 13 /17" en Spreaker.

Todo sigue igual

Viéndolo bien. Por: Patricia Lara Salive.
Febrero 14 de 2010
-Votaré por el que más me pague-, dijo Pedro, un negrazo de Curramba, conductor del taxi que me llevó de Cartagena a Santa Marta.

-¿No cree que es mejor votar por un buen candidato?-

-¡No, Niña Patri! ¡Yo no voy a perder mi voto! ¡Todos son iguales! ¡Además, con las 40.000 barras que me pagan, por lo menos les compro una muda a mis pelaos!

Cuando les pregunté a Pedro y a Sebastián (otro chofer llevado por aquel para que manejara de regreso), qué porcentaje de quienes ellos conocían vendían su voto, ambos coincidieron en que eran casi todas.

-Como el noventa por ciento-, afirmó Sebastián.

-No, el ciento por ciento-, discrepó Pedro y, añadió, dirigiéndose a su compañero:

-Oye, cuadro, ¿tú sabes que el hijo de la ‘Gata’ está full generoso? ¡Además de billete reparte mercados!

-¡Ah!, ¿si?- exclamó Sebastián.

Entonces pensé que si a esa anécdota se le suma la preocupación que existe por el ingreso a las campañas de millonadas de origen desconocido, no sólo en la Costa sino también en Valle, Tolima, los Santanderes e incluso en Bogotá; si se tiene en cuenta que la inscripción en Barranquilla de más de 200.000 cédulas fue anulada por el mismo Consejo Electoral debido a denuncias sobre mandamases de caciques políticos ofreciendo $25.000 por persona en el momento de la zonificación y otro tanto luego de la votación, siempre y cuando muestren el certificado de votación; y si se medita en historias como las que me contó un candidato a la Cámara de Representantes del Atlántico por el Polo Democrático, el médico Patricio García, primo de los García Márquez (“el siquiatra de la familia”, como le decía Yiyo, el menor de los hermanos de nuestro Premio Nobel), no puede uno sino ponerse a llorar:

Cuenta Patricio que al preguntarle al celador de un lote que él tiene en la vía Barranquilla-Cartagena, si votaría por él, le respondió que, en su familia, sólo él le daría el voto, porque el hijo de la ‘Gata’ había invitado a toda su parentela, y a muchas familias de la zona, a un asado en el que habían matado dos novillos y les había comprometido el voto.

Y Doris Di Ruggiero, la esposa de Patricio, agrega que en muchos lugares los paramilitares intimidan a la gente para que vote por sus candidatos; que una campaña a la Cámara vale dos mil millones; que tal como denunció Julio Orozco, habitante del barrio La Luz, en el programa radial del periodista Jorge Cura, es imposible purificar el Congreso porque, por ejemplo, en los barrios de la periferia, en época preelectoral, deambulan las mulas repartiendo materiales (un voto vale tres láminas de eternit y cuatro bolsas de cemento) y esa es la única oportunidad que tiene la gente de hacerles mejoras a su casas.

“Gracias a Dios”, -afirma Doris-, “hay unos pocos periodistas que no exigen que les den pauta para transmitir las opiniones de los candidatos. Pero hay que madrugar a las 5:00 de la mañana a hacer cola en las emisoras, para salir un momento al aire”.

Pues sí, no queda más que llorar al recordar que hace 34 años el ex presidente Carlos Lleras Restrepo fundó su movimiento de Democratización Liberal, contra el clientelismo en su partido, y más de 20 que asesinaron a Luis Carlos Galán por denunciar la penetración del dinero del narcotráfico en la política. Y, sin embargo todo sigue igual... 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.