ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"Peláez y Gardeazabal,, dic 11" en Spreaker.

Así informaron los diarios extranjeros:

El Universal de Caracas

Partido de la U y conservadores tienen mayoría en el próximo Congreso

Bogotá.- Los principales partidos de la coalición gobernante en Colombia consiguieron la mayoría en el Parlamento, lo que les fortalece de cara a las presidenciales de mayo, pero les demanda una delicada trama de alianzas, según expertos.

El Partido de la U, del ex ministro de Defensa y candidato presidencial, Juan Manuel Santos, y el Partido Conservador fueron los más votados en las legislativas del domingo, y juntos ocuparían al menos 51 de los 102 escaños del Senado, frente a 38 con que contaban hasta ahora, destacó AFP.

Pero aunque los dos partidos integran la misma coalición de derecha que ha acompañado al gobierno del presidente Álvaro Uribe, quien dejará el poder el próximo 7 de agosto, una alianza para las presidenciales no resulta evidente aún.

Santos, quien se reivindica como el que daría continuidad a las populares políticas de Uribe de mano dura con la guerrilla, dijo que se dedicará a trabajar "para ganar la Presidencia, ojalá en la primera vuelta", del 30 de mayo.

"No estamos en plan de hacer alianzas mecánicas. Queremos lanzar nuestra campaña y hablar con la gente", dijo Santos.

El analista Alfredo Rangel, cercano al oficialismo, explicó que las posibles alianzas se complican por la "gran incertidumbre" que hay todavía sobre las elecciones internas del Partido Conservador, realizadas también el domingo para escoger a su candidato.

Dependiendo del resultado de esa consulta, en la que la ex canciller Noemí Sanín y el ex ministro Andrés Felipe Arias aparecían empatados con 42,4%, "el panorama de las presidenciales cambiaría radicalmente", dijo Rangel, al advertir que "está incluso en duda la unidad del Partido Conservador".

El politólogo Rubén Sánchez, de la Universidad del Rosario, opinó que los conservadores y el Partido de la U no podrán eludir una alianza, en caso de que se requiera una segunda ronda electoral, el 20 de junio.

"A la primera vuelta electoral los dos partidos llevarían a sus candidatos por separado, porque se trata también de medir fuerzas para la negociación, pero en la segunda se impondría un acuerdo", dijo Sánchez.

Los grandes perdedores fueron el izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), que de diez senadores pasa a ocho, y Cambio Radical. Entre los legisladores electos figura Piedad Córdoba, y entre los derrotados está la ex rehén Clara Rojas.

Clarin

Colombia: el oficialismo se impuso en las elecciones legislativas

17:39|Las dos coaliciones que apoyan a Uribe se alzaron con 50 de las 102 bancas en juego. Los resultados fortalecen la aspiración presidencial de Juan Manuel Santos. La sorpresa la dio un frente vinculado con los paramilitares que ganó nueve escaños.

Los partidos políticos colombianos Conservador y de La U, las dos principales coaliciones del presidente Álvaro Uribe, se consolidaron como mayorías en el senado de ese país tras las elecciones legislativas de ayer domingo.

El Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U) obtuvo el 25,1 por ciento de los votos, seguido por el Partido Conservador, con el 20,6 por ciento y el opositor Partido Liberal, con el 15,8 por ciento. Ambas coaliciones alcanzaron 50 escaños de los 102 que tiene el Senado.

Una de las grandes sorpresas de los comicios fue el polémico Partido de Integración Nacional (PIN), que obtuvo la cuarta votación de la jornada y alcanzó el 8,1 por ciento de los votos, lo que le daría nueve senadores.

El PIN es una formación política que se creó en 2009 luego de que la autoridad electoral le negara la participación en los comicios del domingo a otros partidos manchados por la "parapolítica".

Los resultados de este domingo mantuvieron "la fortaleza de los partidos uribistas como se esperaba, ya que los dos partidos de la coalición de gobierno fueron los más votados y con eso se fortalece la aspiración presidencial de Juan Manuel Santos", explicó el politólogo Alejo Vargas, profesor de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional.


El País España

Las legislativas colombianas impulsan la carrera presidencial de Santos

El ex ministro de Defensa confía en ganar en primera vuelta el 30 de mayo

PILAR LOZANO - Bogotá - 16/03/2010

"Ganó el partido de la U. ¡El partido del presidente Álvaro Uribe!" gritó en la madrugada de ayer el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos, principal aspirante a suceder a Uribe al frente del Gobierno colombiano en las elecciones del 30 de mayo. El uribismo y sus aliados conservadores arrasaron en las legislativas del domingo y el triunfalismo campa a sus anchas en las filas del centro-derecha. El propio Santos ha salido tan reforzado de estos comicios que en su primer discurso tras conocerse los resultados dejó claro que cree que ganará en primera vuelta, sin necesidad de alianzas.

El Partido de la U, que nació hace cuatro años para apoyar la reelección de Uribe, duplicó el número de votos y mantiene los 28 escaños que le dan la mayoría en el Senado. Hace cuatro años obtuvo 20 y llegó más tarde a 28 gracias al transfuguismo. El Partido Conservador, el otro gran grupo de la coalición de Gobierno, también ganó. Subió de 18 a 24 senadores. Pero su suerte con vistas a las presidenciales es incierta. Por demoras en el recuento de votos de las internas aún no se sabe quién es su candidato: la ex embajadora en España Noemí Sanín o el ex ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias. Con Sanín los conservadores apuestan por ir en solitario a las elecciones. Si el candidato es Arias se plantean unirse a la fórmula de la U.
El reto del partido es mantenerse unido tras una dura campaña plagada de recriminaciones y de una reñida y confusa disputa en las urnas. Con el 52% escrutado, Sanín mantenía ayer una escasa ventaja de 400 votos sobre su rival. Las dos facciones están nerviosas y se acusan de engaño y exigen transparencia. Ayer, Uribito -como se apoda a Arias por ser el político favorito del presidente- se apresuró a declararse ganador. Pero un nuevo recuento comienza hoy y probablemente se alargue hasta finales de la semana.
Arias critica a Sanín por su poca coherencia: atacó a Uribe en las elecciones de 2002, lo llamó "paramilitar", y luego aceptó ser su embajadora y hasta defendió la reforma que le permitió la reelección. "Yo jamás me robaría el dinero de los campesinos pobres", replicó ella recalcando el escándalo por el reparto de ayudas agrícolas que implica a Arias. La justicia lo investiga por favorecer a los terratenientes uribistas.
Rafael Pardo, candidato del opositor Partido Liberal, valoró muy positivamente el resultado de su grupo en las legislativas. Y tiene razones. Sin apoyos oficiales y tras ocho años en la oposición, mantener el número de senadores en 18 es un triunfo. También Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical, cantó victoria. Este nieto de uno de los más importantes ex presidentes liberales se alejó del uribismo por el intento del presidente de optar a un tercer mandato. Cambio Radical cuenta con ocho senadores. Este partido y los liberales intentaron forjar una alianza, pero fracasaron. La U y los conservadores cuentan a Vargas Lleras entre sus aliados.
El gran batacazo fue para el PIN (Partido de Integración Nacional), la gran coalición de partidos uribistas que quedaron debilitados después de que muchos de sus miembros fueran acusados de tener vínculos con el paramilitarismo de extrema derecha. Lograron nueve senadores y se sitúan como cuarta fuerza política del país. Por este partido se sentarán en el Senado, entre otros, la hermana de Álvaro El Gordo García, condenado a 40 años de prisión por su participación en una matanza de los paras. "Apoyaremos al candidato que siga con las buenas políticas de Uribe y tenga buena propuesta social", dijo ayer un portavoz del PIN. Santos eludió la pregunta sobre si aceptará o no este apoyo.
Otros grandes perdedores fueron Gustavo Petro, del izquierdista Polo Democrático, y el independiente Sergio Fajardo. Los dos políticos son los más valorados en las encuestas para las presidenciales detrás de Santos. Petro reconoció un "estancamiento" en su partido. Fajardo anunció que seguirá en la lucha. No sería el primero que, sin tener bancada propia, llegue a la presidencia. Ocurrió con Uribe en 2002.
La gran sorpresa la dio el Partido de los Verdes. Nadie apostaba por esta novedosa fórmula de tres exitosos ex alcaldes de Bogotá que apostaron por un mensaje moderado. Tienen cinco senadores y un candidato a la presidencia: Antanas Mockus.

El Mundo España

'La victoria del Partido de la U es un respaldo a Uribe y a la continuidad'

"Unos resultados excepcionales, la votación de nuestro partido creció más del 70 por ciento, estos resultados nos consolidan", afirma.
Juan Manuel Santos, candidato a la presidencia por el oficialista Partido de la U, el ganador en las elecciones legislativas del domingo en Colombia, dijo este lunes que esta victoria es un respaldo al presidente del país, Álvaro Uribe, y a la continuidad de su política.
Santos hizo esta declaración tras confirmarse que el Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U) fue el más votado en los comicios, al obtener el 20,7% de los sufragios tras contabilizar el 75,56% de las mesas, según la Registraduría Nacional del Estado Civil.
"Unos resultados excepcionales, la votación de nuestro partido creció más del 70%, estos resultados nos consolidan nuevamente como la principal y más grande fuerza política de nuestra nación", agregó, al asegurar que lograron más de 2,5 millones de votos en las urnas.
Entre los aplausos de sus seguidores, señaló que fue "un voto de respaldo a las políticas del presidente Uribe y un llamado a seguir trabajando por su continuidad y su mejoramiento".
"Hoy ganó el pueblo de Colombia (...). Los colombianos hablaron y nuestra obligación es escucharlos, escuchamos ese mensaje, fuerte y claro", agregó el candidato, convertido en el hombre fuerte de La U tras quedar Uribe fuera de la cancha para las presidenciales de mayo por decisión de la Corte Constitucional.
Santos también dijo: "los colombianos quieren avanzar y no retroceder, los colombianos quieren seguir construyendo sobre el progreso que alcanzamos en los últimos ocho años, durante el Gobierno del presidente Uribe".
Para el que fuera ministro de Defensa y artífice del operativo militar que rescató a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt de las FARC, ese progreso sólo pueden lograrlo "con el trabajo y la determinación de todos, desde todas las vertientes y rincones de la patria".
Asimismo expresó su agradecimiento "de todo corazón a los hombres y mujeres" de la Fuerza Pública colombiana porque permitieron "que estas elecciones fueran libres y justas".
"Han sido las elecciones mas seguras y de mayor cubrimiento institucional en toda nuestra historia", manifestó al agradecer al presidente Uribe "su Seguridad Democrática", en alusión al eje del Gobierno en la lucha contra las guerrillas.

Barre el uribismo en las elecciones legislativas

Salud Hernández-Mora | Bogotá
Venció con holgura el uribismo y salió derrotado Sergio Fajardo, uno de los candidatos a las presidenciales que mejor marcaba en las encuestas. No sacó ni un solo escaño. Y, contra todo pronóstico, al menos en los primeros escrutinios, perdía Noemí Sanín las primarias de los conservadores. Su rival, Andrés Felipe Arias, ex ministro de Agricultura, el más fiel escudero de Álvaro Uribe, estaría por delante a muy corta distancia.
El Partido de la U, de Juan Manuel Santos, quedó en primer lugar y obtendría más de dos millones de votos, con 26 escaños. Le siguen los conservadores, con 25, y el Partido Liberal, con 18, sería tercero, si no cambian la tendencia que marcaba el 64% de los votos escrutados. Otro ganador de la jornada es el aspirante de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, que lograría una digna representación en el Senado, con ocho representantes. Si bien el resultado es inferior al logrado en el 2006, puede celebrarlo porque caía en picado desde hacía unos meses y los analistas le auguraban un resultado desastroso.
No le fue bien, sin embargo, a los socialistas del Polo Democrático Alternativo, que perdieron cuatro escaños respecto a los anteriores comicios, quedando con seis. Su bajón principal lo registró en sus dos fortines, Bogotá y Nariño, donde gobiernan.
La mala noticia para la democracia colombiana es que el PIN, una formación política creada desde la cárcel para acoger a los rechazados por los partidos por la falta de honorabilidad de la mayoría de sus candidatos, conseguía meterse en el quinto lugar, casi con los mismos votos que Cambio Radical.
Otro partido nuevo, el Verde, que encabezan tres ex alcaldes de Bogotá, superó con buena nota su primer reto electoral. Eligió a Antanas Mockus como su candidato a Casa Nariño y sacó cuatro escaños al Senado cuando los analistas dudaban de si llegaría siquiera a superar el umbral para no perder la personalidad jurídica.
"Mañana empieza la verdadera contienda electoral", dijo Germán Vargas Lleras. Y tenía razón porque una vez pasadas las legislativas, ya todos tienen puestos la mirada en las presidenciales del 30 de mayo.
La U y los conservadores tendrán que estudiar si van unidos a las urnas o cada uno por su lado, lo que podría poner en riesgo su victoria en primera vuelta. Gustavo Petro, del Polo, y Rafael Pardo, el aspirante del liberalismo, podrán volver a pensar en un pacto para derrotar a los uribistas. Y Germán Vargas Lleras empezará a deshojar la margarita para decidir a qué lado se une, si bien ya anunció que se meterá él solo en la segunda vuelta.
"Pasó lo que estaba previsto. El uribismo salió fortalecido", comentó el analista Jorge Melo. "Si se confirma que Noemí pierde, se le acaba su carrera política porque sería la tercera vez que intentaría llegar a la presidencia".
Sobre las once de la noche, hora colombiana, aún no había resultados definitivos. El registrador General de la Nación, Carlos Ariel Sánchez, achacó la inusual demora a la afluencia de votantes superior a la esperada, unos cuatro millones más de los diez inicialmente previstos, y a la complejidad de los cartones por el elevado número de listas y de aspirantes.

ABC España

Colombia respalda la «opción Santos» de Uribe

No ha dicho nada pero el gran triunfador de las elecciones legislativas del domingo fue el presidente Álvaro Uribe Vélez, el abogado de 58 años que no sólo logró ser reelegido una vez tras reformar la Constitución de 1991, sino que se retira de la presidencia tras ocho años de poder con una popularidad superior al 60%.
Su partido, el de la U, el que tiene como cabeza para las elecciones presidenciales del próximo 30 de mayo a su ex ministro de Defensa estrella, Juan Manuel Santos, encabezaba las votaciones para el Senado y la Cámara (baja) de Representantes, con el 25,17% de los votos.
«Los colombianos hablaron y nuestra obligación es escucharlos. Escuchamos ese mensaje fuerte y claro que nos han enviado con sus votos. Quieren avanzar y no retroceder. Quieren construir sobre el progreso que alcanzamos bajo el gobierno del presidente Uribe», dijo el ex ministro de Defensa quien en su mandato logró importantes golpes contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que lo convierte en un candidato de hechos y no palabras, muy al estilo Uribe. «Crecimos más del 70 por ciento. Nos consolidan como la principal y más grande fuerza política de nuestra nación», agregó Santos, líder en las encuestas presidenciales con un 23%.
Las elecciones del domingo pasado eran fundamentales pues Uribe, poderosísimo a la hora de mostrar el rumbo político, quedó inhabilitado por la Corte Constitucional para lanzarse a una segunda reelección. Pese a la lentitud en la entrega de resultados en unas elecciones en las que se votó por 102 senadores y 166 representantes, dos consultas -la del Partido Verde, en la que resultó elegido como candidato presidencial el ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus y la Conservadora que estaba en el aire-, quedó claro que los colombianos votaron por un continuismo con Uribe y por un regreso a las costumbres conservadoras.

EXPRESO del Perú

Uribismo domina el Senado colombiano 16   foto  abridoraPartido de la U y el Partido Conservador fueron los más votados. La izquierda se desploma.
Bogotá.-
El Partido de la U y el Partido Conservador, los más cercanos al presidente Álvaro Uribe, consolidaron su presencia en el nuevo Senado colombiano con 28 y 22 escaños, respectivamente, de un total de 102 tras los comicios legislativos del domingo.

Según un recuento oficial, el Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U) obtuvo 25.1% de los votos, seguido por el Partido Conservador, con 20.6%, y el Partido Liberal (PLC), con 15.8%.
De esta forma, “La U” incrementa en ocho escaños su presencia respecto a las elecciones del 2006, el Partido Conservador gana cuatro y el Partido Liberal conservará sus 18 sillas en la nueva Cámara alta, que abrirá sesiones el 20 de julio próximo.
A los liberales les sigue el polémico Partido de Integración Nacional (PIN), considerado como el heredero de la “parapolítica”, que alcanzó 8.1% del Senado y obtuvo nueve escaños.
El quinto puesto corresponde al Partido Cambio Radical (CR), del disidente liberal y candidato a la presidencia Germán Vargas Lleras, que consiguió sólo ocho escaños, lo que le supuso una pérdida de siete respecto a los 15 de la legislatura actual.
A continuación le siguen el izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), que quedó con ocho de los 10 escaños que logró en el 2006; mientras que el Partido Verde obtuvo cinco escaños y el Movimiento Independiente de Renovación Absoluta (MIRA, cristiano) redujo su representación de dos a un escaño.
El Movimiento Compromiso Ciudadano por Colombia, del ex alcalde de Medellín y candidato presidencial Sergio Fajardo, podría obtener una silla en el Senado.
Este reparto provisional apunta a un fortalecimiento de los partidos oficialistas, ya que “La U”, el Partido Conservador y el PIN tienen afinidad ideológica.
De los seis ex rehenes de las FARC que aspiraban contribuir a la renovación del Legislativo, sólo Jorge Eduardo Gechem logró una silla con el Partido de la U.
Se quedaron fuera la ex candidata a la vicepresidencia Clara Rojas, así como los ex congresistas Luis Eladio Pérez, Orlando Beltrán y Consuelo González de Perdomo.
Agencias

El dato
La relevancia de la cita electoral del domingo residía en la necesidad de renovar un Congreso desprestigiado por los escándalos de transfuguismo e investigaciones por nexos con paramilitares.  

 



 






 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.