ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,oct 17" en Spreaker.

Cantos de sirena


Sep 5, 2010 ::POLÍTICA Por Ricardo Galan

Confieso que en algún momento llegué pensar que alias Alfonso Cano era un tipo inteligente. Debe ser porque según dicen pasó alguna vez por la universidad. O tal vez llevado por esa pinta de intelectual “neomamerto” que nos muestran las fotografías de los medios que lo han entrevistado.
Por supuesto me equivoqué. Esta semana, la matanza de los 14 policías en El Doncello, Caquetá me hizo entrar en razón.

Alias “Alfonso Cano” es un matón. Un simple matón. Como Pablo Escobar, Rodríguez Gacha, los Castaño, Don Berna y tantos otros que andan por ahí jugando a Dios. Con el agravante de que mientras estos últimos saben que son asesinos y no presumen de otra cosa, alias Alfonso Cano se disfraza de líder y luchador por la igualdad, la equidad y la libertad.

¿Qué demostración de fuerza guerrillera puede ser emboscar a 14 policías, rematar en el suelo a los heridos e incinerar sus cadáveres? ¿En serio cree alias Alfonso Cano que así les demuestra al pueblo y al gobierno colombianos sus intenciones sinceras de buscar la paz? ¿De verdad cree alias Alfonso Cano que la barbarie es el camino más corto hacia el diálogo? 

De ser así está bastante equivocado. 

Los colombianos ya no nos tragamos ese cuento. Alias Alfonso Cano y la banda que dirige son una parranda de asesinos que, derrotados y aislados como están, tratan de intimidarnos a ver si de pronto presionamos el Gobierno para que les de un poco de oxígeno.

Menos mal el Presidente, Juan Manuel Santos y el Ministro de Defensa, Rodrigo Rivera han sido claros y contundentes al decir que por ahí no es. Que mientras sigan en esas la llave del diálogo seguirá guardada. Eso nos da una señal de tranquilidad.

Sin embargo, preocupa el silencio ante la masacre de los “actores de la paz”, de los nuevos y viejos voceros de la “Sociedad Civil” que andan promoviendo reuniones dentro y fuera del país con ONG´s y gobiernos extranjeros dizque preparando la “hoja de ruta” para un proceso que nos ha de llevar, ahora si, a un proceso serio con las Farc. Hoja de ruta que le entregarán al Presidente Santos en las próximas semanas.

¿Socialingenuos o cómplices? Vaya uno a saber.

Importante que el Gobierno no se coma el cuento, que los medios no caigan en la trampa y que los ciudadanos no nos dejemos seducir por esos cantos de sirena que se empiezan a escuchar en estos días provenientes de voces muy influyentes que creen llegada la hora de reivindicar “su ingenuidad”.

Link artículo original: LIBRETA DE APUNTES
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.