ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA peláez y gardeazábal,oct 20" en Spreaker.

MUERE NÉSTOR KIRCHNER, COLOMBIA LLORA POR ORDEN DE SANTOS

Octubre 28, 2010 | Por Ricardo Puentes Melo  

El camarada Santos ha decretado tres días de duelo nacional por el fallecimiento del auxiliador de las FARC, el ex presidente argentino Néstor Kirchner. Un decreto importantísimo para Colombia, y del cual puede pender el futuro político y diplomático de la región. Yo aplaudo que decretos como ese sigan emanando del escritorio del presidente Santos para bien de la patria y de la humanidad. Es que tres días de duelo le hacen a uno recordar que fueron tres días los que duró muerto Jesús, y tres días estuvo Jonás en la panza del gran pez, cuya señal será dada a la última generación de este planeta.

Sin embargo, considero humildemente que tres días son muy poca cosa para el duelo nacional que propone el camarada Santos. ¿Por qué no decretar, digamos, un mes entero..? ¿Qué pasaría si decretamos no solo un mes sino un año…? Lo dejo a consideración del honorable Congreso, en la presidencia del doctor Benedetti, un admirador ferviente del chavismo. 

Quisiera, además, que la película que patrocinó Kirchner sobre las FARC, para mostrar a estos sanguinarios como humildes cultivadores de frutas y café, se pasara en rotativo en el Canal Institucional. Eso sí sería un digno homenaje para el muertito.

Con este abrazo se traicionó a Colombia

También propongo que se vaya pensando en el lustro de luto nacional cuando muera Fidel Castro, gran amigo del camarada Santos, y anfitrión de todos los Santos en Cuba, donde la ilustre y poderosa familia ha pasado sus vacaciones durante muchos, muchos años.

El merecido honor que le hacen al cadáver de Kirchner, se debe tal vez a que Néstor fue protector y patrocinador de las FARC, y auspició el llamado de Chávez a conceder la beligerancia al grupo terrorista. Es posible, además, que este luto de tres días se lo haya ganado por haber sido el principal instigador de los ataques de Unasur contra el presidente Uribe y contra Colombia.

En todo caso, sea cual fuere el mayor mérito de Kirchner, tampoco debe caerse en la exageración del gobierno del camarada Santos que ha salido a afirmar ante la opinión pública internacional que Colombia llora con profundo dolor la muerte de este patricio comunista. Lo llorará el Partido Comunista y su brazo armado, las FARC; es posible que por los lados del Polo Democrático también estén echándose silicio sobre sus cabezas. E indudablemente lo llorarán los camaradas Santos… Pero de ahí a afirmar que toda Colombia está dispuesta a hacerse el harakiri en un acto de solidaridad con la viuda, es una desproporción de descuidado calibre.

Yo, por lo menos, no siento absolutamente nada frente a la muerte de Néstor Kirchner.. Ni bueno ni malo.. 

Puedo parecer un indolente pero no siento ni siquiera un leve dolorcillo. Nada.. y eso es preocupante.

Me preocupa mi propia insensibilidad frente al difunto y al dolor de su viuda, las FARC y Santos, porque Néstor Kirchner pudo ser un malandro de lo peor, pero parecía humano y, como me han escrito mis detractores, si se siente lástima por el cautiverio de Willy, y se moquea como desquiciado cuando fallece Di Caprio en “Titanic”, ¿cómo es posible no sentir nada frente a la muerte de Kirchner, que era una persona importantísima que se sometió a hacer sus cosas acurrucado cuando fue a la selva a darle publicidad a sus amigos de las FARC…? 

Dios me perdone… pero sigo sin sentir nada.

Néstor Kirchner, ¿estará en el infierno..?

Para suplir esta tara afectiva, decido reconocer públicamente que aunque Kirchner no era de mis afectos, y que siempre le recriminé su mecenazgo con los terroristas de las FARC, que han asesinado a miles y miles de compatriotas, era un político de una astucia increíble.

Siempre comunista, fue expulsado del peronismo y volvió a él con el propósito de llevar este partido político hacia la izquierda de una manera tan suave y delicada que cuando menos se dieron cuenta, el peronismo –en cabeza de los Kirchner, emitía comunicados de apoyo a las FARC, nombraba ministros guerrilleros y metía a Argentina en el delirio esquizoide del Socialismo Bolivariano.

Néstor Kirchner llegó a la presidencia fingiendo ser un peronista cabal y cuando se trepó al poder, gracias al enorme apoyo popular, destapó paulatinamente sus cartas de filiaciones comunistas. Al principio, los argentinos pensaban que era una especie de estrategia política, y que más temprano que tarde Kirchner haría lo que había prometido y para lo cual había sido elegido.

Pero ese día no llegó. Les costó trabajo a los argentinos reconocer que los “K” eran simplemente unos auspiciadores del terrorismo internacional y que los habían colocado bajo el poder omnívoro del demente de Miraflores.

¡Se me parece tanto a nuestro presidente…!

El doctor camarada Santos está re-andando los pasos de su amigo Kirchner, de probado éxito. Se logró elegir con los votos del uribismo y poco a poco está llevando al país hacia la izquierda (a la cual siempre ha pertenecido), sin que la mayoría de los colombianos se percate. 

Santos está empeñado en resucitar al Partido Liberal y seguir abrevándolo en las fuentes leninistas, tal y como lo empezaron a hacer desde los tiempos de López Pumarejo. 

Santos le rinde honores militares a Chávez, en pago por patrocinar a quienes nos asesinan, y recompensando sus amenazas de bombardearnos; le ofrece trabajito al juez Baltasar Garzón, reconocido profariano; insulta la inteligencia de los colombianos al apoyar las declaraciones de Chávez de que él nunca ha patrocinado guerrilleros; le entrega a Correa lo que le pide y guarda silencio frente a sus injurias contra Uribe; promueve a militares corruptos, fichas de Cepeda y Piedad Córdoba, proguerrilleros, mientras llama a calificar servicios a uno de los diseñadores de la operación Jaque; acusa pública y falsamente a 27 oficiales de cometer Falsos Positivos; colabora en el montaje contra el Almirante Arango Bacci, y hace oídos sordos ante el clamor de miles de militares que están siendo perseguidos injustamente por la Fiscalía, y a quienes se les violan a diario sus derechos al debido proceso. 

Y muchas más cosas que mi memoria se niega a recordar para no cansarlos.

Los tres días de duelo que ha decretado el camarada Santos por la muerte del apoyador de las FARC es, pues, entendible.

El poder es para eso: para hacer lo que se le dé la gana, en contravía de los 9 millones de personas que lo elegimos pendejamente.

Como diría Kirchner si no estuviera en estos momentos quemándose el trasero en el infierno: “Chéeeee, Santos…..! Sos un genio….!”

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.