ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA peláez y gardeazábal,oct 19" en Spreaker.

Obama no se manda solo

9 de abril de 2011 | OPINIÓN| Por: Carlos Andrés Pérez

Con su ropaje de pacifista, el Presidente denigró de sus antecesores -especialmente del último- para desmarcarse de la visión de creadores de guerra que en el mundo se tenía de ellos.
Pensar que el hombre más poderoso del mundo tenga alguien sobre su cabeza, que lo guíe en la forma de gobernar suena como a trama de película de Hollywood. Pero la realidad que ha mostrado Barack Obama en sus tres años de mandato da a entender que la independencia que cautivó no sólo a los estadounidenses sino a millones de personas en el mundo entero, no es real a la hora de ponerla en práctica.

Obama logró presentarse como un exitoso vendedor de esperanzas que iría en contra de los 'amos de la guerra', como describían al equipo de George W. Bush; se plantó frente a quienes ostentan el gran capital en los Estados Unidos, vistos como los culpables del descalabro financiero de 2008, que sembró una crisis de la que aún no sale ni ese país ni muchos otros y que incluso ha costado cabezas de gobernantes y salidas de partidos del poder.

A los dos días de haber jurado como presidente, Obama dio un paso en el cumplimiento de una de sus promesas más vitoreadas: anunció el cierre de la cárcel de Guantánamo y dijo que en un año (es decir enero de 2010) ya no existiría. La realidad es que no la cerró y para adosar su tirada hacia atrás, hoy usa tribunales militares en ese mismo lugar, cosa que dijo que no haría. Además, ahora tiene la prisión como estrategia de campaña: un día después de anunciar su interés por reelegirse, esta misma semana, volvió a reiterar su compromiso con el cierre.

Con su ropaje de pacifista, el Presidente denigró de sus antecesores -especialmente del último- para desmarcarse de la visión de creadores de guerra que en el mundo se tenía de ellos. Sin embargo viene apoyando una confrontación tras otra, usando casi que las mismas palabras en sus discursos: "Como Comandante en Jefe, no tengo mayor responsabilidad que mantener este país a salvo", dijo al anunciar la de Libia. Curiosamente ese título era el preferido de Bush para referirse a sí mismo.

Hay cosas que un presidente de los Estados Unidos no puede hacer o dejar de hacer y por eso todos se comportan de una manera muy similar. La razón es que detrás de ellos hay una nebulosa sin definir pero que detenta el verdadero poder: magnates, empresarios, líderes religiosos y de medios, que guían a la sociedad para que exija a sus presidentes el camino que quieren.

Cuando los mandatarios se tratan de salir del guión, ese grupo financia proyectos como el Tea Party o a presentadores exitosísimos que sí tienen verdadera influencia como Glenn Beck, catalogado el decimocuarto líder de opinión del mundo por Time y el sexto de los Estados Unidos por Forbes.

Y ese poder sobre el poder no es bueno necesariamente, pero existe. Es lo que explica por qué América Latina es tan poca cosa para los Estados Unidos y por qué otras regiones del mundo lo son todo. Esas líneas las tienen que seguir sus presidentes, aunque suene a argumento de novela.

Obama pensó que podría enfrentarse a eso, pero su primer mandato le demostró lo contrario, ¿logrará cambiar en el segundo?

P.S.: Con la muy segura entrega del narcotraficante Walid Makled a la 'justicia' venezolana (léase la palabra justicia en tono sarcástico), Chávez dejará de referirse a Juan Manuel Santos como "Cachorro del imperio" y ahora lo llamará "Cachorro de mi imperio". 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.