ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,sept 19" en Spreaker.

¿Otro indulto para Petro?

28 de septiembre de  2011 | OPINIÓN| Por: GUILLERMO RODRIGUEZ

Gustavo Petro, el hombre que hizo parte de esa organización criminal, M-19, gracias a un indulto aspira a ser Alcalde de la capital de Colombia, mientras algunos militares están señalados por defender la estabilidad del Estado.
Un gran sector capitalino está alarmado, preocupado y sorprendido por la notoria subida de Gustavo Petro, candidato del movimiento Progresistas, quien aparece liderando la última encuesta de la firma Cifras y Conceptos, publicada durante las últimas horas por los principales medios de comunicación del país. Hecho escandaloso para quienes todavía tienen presente su viejo historial que ahora quieren desempolvar. Los opositores a que el excongresista sea elegido en ese ilustre cargo tienen presente sus primeros pinitos en la vida pública nacional, que no comenzaron en la legalidad, sino en la nómina de uno de los antiguos grupos guerrilleros de Colombia, el M-19. El mismo grupo responsable de la toma del Palacio de Justicia el 6 de noviembre de 1985 que dejó casi un centenar de muertos, entre magistrados, empleados públicos y visitantes. Hoy Gustavo Petro, el hombre que hizo parte de esa organización criminal, gracias a un indulto por un proceso de paz aspira a ser Alcalde de la capital de Colombia, mientras algunos militares están señalados por defender la estabilidad del Estado.
Petro se ha ganado la simpatía de algunos electores por sus denuncias de corrupción, como el carrusel de contratación de Bogotá, pero otros creen que con ese antecedente no puede ni podrá aspirar a cargos de elección popular ni tampoco celebrar contratos con el Estado, según lo establecido en la reforma política del año 2009.
¿Quién le dará nuevamente el indulto político a Petro para que no vea frustrado su propósito de ocupar el Palacio Liévano de Bogotá? ¿Serán los electores que le darán el triunfo y que no tendrán en cuenta el historial de este viejo exguerrillero, como lo han venido recordando algunos concejales del partido de la U?, justo la colectividad política que apoya a su principal contendor, Enrique Peñalosa.
¡Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra! Señor Petro, la ley se hizo para cumplirla y usted debe dar ejemplo, ¿acaso ese antecedente judicial no mancha su hoja de vida para aspirar a un cargo público? Mientras usted denuncia casos de corrupción, (muy bien por hacerlo) ¿por qué mira primero la paja en el ojo ajeno, en vez de mirar la del propio?
¿Será que el 19 por ciento de bogotanos que prefiere a Petro, según el más reciente sondeo, no tiene presente su viejo expediente en un grupo ilegal que quitó la vida de centenares de inocentes y que secuestró a muchos otros, incluyendo destacadas personalidades de la vida nacional?
¿Habrá que hacer borrón y cuenta nueva, porque es el señor Petro y él sí merece perdón, olvido, indulto y cargos públicos cada cuatro años? Y aunque usted le ha hecho el quite a este tema por años, lo sigue rondando aquel fantasma subversivo, el mismo que silenció la voz de vidas inocentes y que minó con la tranquilidad de la institucionalidad.
¿Cómo hará para convencer al electorado y demostrar que ese viejo expediente que lleva a cuestas quedó enterrado verdaderamente en el pasado?
No engañe, ni se deje engañar. Si ha de cumplir la ley comience ya, reconociendo que no puede aspirar a la Alcaldía cuando su candidatura está en entredicho y en el ojo del huracán de quienes tienen bien presente su antiguo historial. ¿Acaso no es la mejor manera de demostrar que está en contra de lo que atenta contra la ley? La reforma política está hecha, lo dice y hay que cumplirla para quienes están en la legalidad.
¿Qué hará usted, pedirá un indulto más para seguir huyendo de los fantasmas del pasado?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.