ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA, peláz y gardeazábal,agosto 16" en Spreaker.

Exculpadores de oficio

Por: José Obdulio Gaviria | 05 de Octubre del 2010

El mundo ya sabe quiénes pusieron la bomba de la calle 67. Lo confesó el autor intelectual, 'Jojoy'.

Es evidente: quienes defienden la causa antiterrorista barren en el escenario popular, las elecciones, el debate cotidiano; pero son una curiosidad, una anomalía en los medios de comunicación. 

Siguiendo a Robert Green (algunos académicos lo descalifican como simple autor de "libros de autoayuda"), pienso que los propagandistas de la causa de la Seguridad Democrática no logran aún que la causa de los terroristas "altruistas" parezca lo que es: criminalidad pura y simple, asesinato, barbarie.

Creen, ingenuos, que la justicia de su causa salta a la vista; que no hay que defenderla. Por eso no pelean (sigo citando a Green), fuego contra fuego; por eso pasa lo que pasó con la bomba contra Caracol y la W Radio.

Aunque parezca repetitivo -dado que expliqué el asunto en mi programa de televisión (Cable Noticias, domingos, 8 p.m.)-, creo conveniente hacerlo también aquí. 

José Manuel Acevedo, en Vanguardia Liberal, resumió así el grueso de las respuestas en los medios a esta pregunta: ¿quién puso la bomba? 

Unos dijeron que podía ser la Policía, o el Ejército, o unas imaginarias fuerzas de la 'extrema derecha'. Hasta insinuaron, insinuó Acevedo, que el propio ex presidente Álvaro Uribe y sus más cercanos seguidores estaban detrás del crimen (Acevedo, con ironía, se mete en la mente de los calumniadores y piensa los nombres en los que ellos pensarían cuando inventaron las reuniones de imaginarios 'terroristas de derecha' empeñados en poner a pelear a Santos y Uribe).

El mundo ya sabe quiénes pusieron la bomba. Lo confesó el autor intelectual, 'Jojoy'. Y aunque él ya salió de circulación, sus archivos están a disposición de la humanidad, por obra de la acción heroica de nuestras Fuerzas Armadas. ¿Y, entonces? ¿No era de esperarse un mea culpa y una rectificación de los exculpadores de oficio de la 'insurgencia', los mismos que son calumniadores sistemáticos de la Seguridad Democrática?

No. Ellos guardarán silencio; nunca rectificarán ni reconocerán un error ni mencionarán el asunto, y, en el próximo atentado, pónganles cuidado, volverán a comenzar su cantinela: que hay falsas pistas; que fueron los 'enemigos agazapados de la paz' (paradójicamente, cada bomba los pone a hablar de 'proceso de paz'); que los grupos de extrema derecha fueron los responsables; que qué lógica tendría que hubieran sido las Farc...

¡Claro, lo sabemos, puede haber terrorismo de derecha! 

La historia está llena de casos. Los nazis fueron terroristas desde su fundación y nadie, ni siquiera Stalin o 'Cano', fue más matón que ellos.

Francia padeció al terrorismo de OAS, banda publicitada en la magnífica novela El Chacal. 

Las Auc hicieron y deshicieron en Colombia..

¿Pero, con fundamento en qué dato, o qué lógica, los defensores de oficio de las Farc decidieron que podrían expedirle otra vez, sin mosquearse, nuevo certificado de buena conducta histórica?

Transcribo algunas de las afirmaciones, sin ánimo distinto al de ilustrar, nunca el de anonadar a los autores de esas fantasías: "El atentado terrorista fue realizado por fuerzas de extrema derecha. Tiene mensaje claro y directo al presidente Juan Manuel Santos por los cambios que ha planteado al inicio de su gobierno". 

Otra: "Los autores pueden ser 'los huérfanos del poder', aquellos poderosos que dejaron el gobierno "y solo creen en la vía militar, en los gritos, en los sapos, los informantes y las armas, con visión guerrerista (...)". 

Otra: "Nadie distinto a la derecha del país (...) apoyados en militares, y (...) y una (...) intelectualidad que cree que sobra quienes no estamos de acuerdo con la guerra". 

Otra: " 'Alfonso Cano' divulgó video que abría la posibilidad de buscar acercamiento con gobierno de Santos. La propuesta fue acogida por el nuevo gobierno, que dejó abiertas las puertas de eventual diálogo".

¿Cómo les parece?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.