ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"Peláez y Gardeazabal,, dic 11" en Spreaker.

Verdadero concierto para delinquir

Por José Obdulio Gaviria26 de Octubre del 2010

La Comisión que quiere ahondar en mis denuncias sobre el concierto de magistrados con Sale, Mancuso y Jony Cano está varada
 Breve historia de episodios político-judiciales:

1) El capitán Lagos había declarado siempre una verdad que no convenía a quienes me pintan con perfil malévolo y quieren verme muerto o encarcelado. Consecuencia: Lagos tuvo que cambiar de abogado (nombró al socio de un magistrado) y de versión. Pagaron de contado: rebajaron su pena (ocho años).

2) El pasado martes, periodistas de Semana me alertaron: "Lagos pactó describirlo como el zar de todas las Rusias, el mandamás de la Casa de Nariño". Fuentes 'arrepentidas' de la Fiscalía me previnieron que montarían show periodístico. Un nuevo Esténtor, en medio de Extras estruendosos, quiso leer la infamia y aumentar sintonía. Consecuencia: aborté el espectáculo y el tipo tuvo que aguantarme (el director, con nobleza, me dio esa oportunidad) ante sus micrófonos, mirándolo a los ojos y contradiciéndolo. ¡Sí!, efectivamente, el periodista-fiscal blandió -rabioso, nervioso, sorprendido con mi anticipación, pero satisfecho porque había logrado cortar una cabeza de turco- blandió, decía, un papel que solamente alcanza a ser prueba de su avilantez. Con él compraron la honradez del capitán Lagos y avanzan hacia su meta obsesiva: meterme a la cárcel.

3) El periodista, en apoteosis del cinismo, me increpó: "usted 'filtró' a Semana foto de Ascencio Reyes para desprestigiar a la Corte".
Anestesiado por su falta de escrúpulos, blandió papeles, esos sí filtrados del sumario -cosa que para él es chiste y para mí, en cambio, crimen-. Las partes, hasta hoy, no conocemos la pieza procesal que otros conocieron antes de ser redactada.

4) ¿Filtrar foto? Era pública. Estuvo en la página de Presidencia; la mandaron de la redacción de Semana porque investigaban a un personaje que, según ellos, había 'secuestrado' la Corte Suprema y la Fiscalía. Consecuencia: Yo iré a la cárcel porque me pidieron el favor de consultar con el DAS o Secretaría de Seguridad si la foto correspondía a Ascencio Reyes con su 'amigazo' Iguarán. No era, y se lo dije. Consecuencia: quienes se concertaron con
Ascencio para dañar la ética pública recorrieron el país en juergas y comilonas pagadas por él; hoy son reconocidos en proceso criminal como mis 'víctimas'.

5) Sindicalistas aparecieron en Quito como adherentes a declaración que es clara apología del terrorismo. La historia, completica, está en el libro de Juan Tilanlombo, ¿Farc en Ecuador? El vicepresidente Santos se escandalizó y yo escribí artículo de opinión e informé cómo funciona el cuento de la combinación de formas de lucha. Consecuencia: la Fiscalía nos llamó a imputación; los sindicalistas, en cambio, son candidatos a premio. El "Pol Pot de derechos Humanos", tal vez.

6) Las Farc hicieron el siguiente perfil (Anncol): "José Obdulio Gaviria, segundo de la lista (de enemigos de Colombia; el primero es Uribe y el tercero es J. M. Santos), porque posando de seudointelectual es el Rasputín, la mano negra que desde la sombra diseña todas las maniobras, estrategias políticas, la propaganda uribista y las campañas de desinformación (...) Este criminal, en últimas, es el que escribe o da la aprobación final a todo cuanto el HP Uribe expresa públicamente a través de los medios". Consecuencia: basados en tamaña sandez, hizo la Fiscalía un programa investigativo; y ese mismo lenguaje se les oye en cocteles y reuniones a 'colectivos' y columnistas que se declaran mis 'víctimas'. Yo, en mi defensa, insinué esa nada casual coincidencia y el periodista que blandió ante mis narices "pruebas" fabricadas, me dijo que jugara limpio, que no mezclara a las Farc en esto.

7) Mientras tanto, la Comisión de la Cámara que quiere ahondar en mis denuncias sobre el concierto indigno entre magistrados de la Corte y Sale, Mancuso y Jony Cano está varada, porque sospechosas fuerzas oscuras impiden que viajen a Italia y USA.

El Tiempo


0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.