ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"pega,PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 25" en Spreaker.

Condenado Noguera (II)

06 de octubre de 2011 | OPINIÓN| Por: FERNANDO LONDOÑO HOYOS

Sin un buen tejido de fábulas y sandeces no se logra condenar un inocente.
Valdrá recordar que Jorge Noguera, ex director del DAS, no asesinó al profesor Correa de Andréis, no le ordenó a nadie que lo hiciera y no tuvo participación previa ni posterior en ese crimen. Y no lo decimos nosotros, sino que lo admiten y declaran los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que lo condenaron a 16 años de prisión por ese delito. ¿Cómo es posible, entonces, la condena contra un inocente, como tal reconocido?
Con la teoría de un tal Roxin en la mano, un profesor alemán que no tendrá idea de los crímenes que se cometen en su nombre, ya condenaron al general Arias Cabrales por las supuestas y nunca probadas desapariciones del Palacio de Justicia. Y le aplicaron la misma medicina a Jorge Noguera, por un asesinato que cometieron los paramilitares por orden de 'don Antonio', como lo ha reconocido sin ambages este bandido en sus declaraciones ante Justicia y Paz.
Para condenar a Noguera por concierto para delinquir, la Corte tenía que establecer, nadie lo dudaría, que hubo concierto. Es decir, que Noguera se puso de acuerdo con los paramilitares del Cesar, para poner el DAS a su servicio, como dice la sentencia. Pero no anduvo con suerte la Corte. Porque interrogados todos los paramilitares de la zona, declararon sin reservas que nunca conocieron a Noguera de vista, trato y comunicación, como en lenguaje forense se usa repetir.
Pero el hoy ex magistrado Gómez Quintero no se quería quedar corto en su última ponencia, algo así como su legado moral para Colombia. Y se funda en una orden administrativa que impartió Noguera para cambiar un detective que andaba de hablador revelando detalles de una acción de extinción de dominio, para deducir que quería favorecer al paramilitar Hernán Giraldo, cuyos bienes ya habían sido identificados por el DAS y que le fueron incautados en la diligencia a la que no concurrió el detective trasladado, sino otro cualquiera funcionario de policía judicial. La operación se hizo, los bienes se embargaron y quedaron a disposición de la Fiscalía y en nada se afectó todo aquello por la orden de Noguera.
Pero cuando no hay más de dónde agarrarse, vale un tizón encendido. Y de semejante nadería deduce la Corte que Noguera quería favorecer a Giraldo; y que si lo quería favorecer era porque estaba con él concertado; y que si estaba en concierto con Giraldo, también debió estarlo con 'Jorge 40'; y que si se concertó con '40', era porque quería poner todo el DAS a su servicio. Se escapó Noguera de quedar comprometido en la voladura de las Torres Gemelas. Era que todavía no llegaba a la Dirección del DAS.
Pero le faltaban a la Corte las acusaciones de ese delincuente dicharachero y desvergonzado de Rafael García. Y no tiene más remedio que desestimar seis o siete acusaciones grotescas que lanzó contra Noguera, hasta por delitos que se cometieron en Venezuela. Y en lugar de reconocerlo mentiroso compulsivo digno de ningún crédito, resuelve que sí ha mentido en todo, menos en acusar a Noguera de robarse material de inteligencia del DAS para entregárselo a los 'paras'.
No tiene la Corte prueba alguna de que ese material, una lista de sindicalistas que se debían matar, hubiera existido. Y mucho menos de que la hubiera recibido 'Cuarenta', y por supuesto de que Noguera la hubiera sacado de archivos de inteligencia. Pero no importa. La pena contra Noguera se estaba quedando corta y había que ajustársela a 25 años. Luego García en eso, lo único, dijo la verdad. Y si la lista no aparece, fue porque no se la buscó bien.
Jorge Noguera fue condenado a morir en vida. Y su familia quedó destrozada. Y el país, deshonrado. Pero la Corte se salió con la suya, y se desquitó del doctor Álvaro Uribe, que es en el fondo lo único que importa. "Summum ius, summa iniuria".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.