ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,sept 19" en Spreaker.

El golpe a Cano

6 de noviembre de 2011 | COLUMNA| Por: Francisco Santos
¿Se aguantarán las Farc un líder que despache desde la comodidad que les ofrece nuestro nuevo mejor amigo? Lo cierto es que por primera vez en su historia, el jefe natural de las Farc, que ahora debe ser Márquez, da órdenes desde otro país.
Hay que empezar por felicitar al presidente Juan Manuel Santos, al Ministro de la Defensa y a la nueva cúpula militar por este gran golpe contra la cabeza de las Farc, Alfonso Cano. Nuevamente esta organización criminal queda sumida en una profunda crisis de liderazgo sin jefe natural ni jefe militar pues aún no ha encontrado sucesor al ‘Mono Jojoy’.
Alfonso Cano comenzaba a tomar las riendas de las Farc e implementar la estrategia renacer que tenía varios componentes: trasladar el eje de la guerra de las selvas del sur a la alta montaña del norte del Cauca, sur del Tolima y occidente del Huila para neutralizar la aviación y el transporte helicoportado; rehacer la retaguardia en el Pacífico; consolidar la guerra de guerrillas con énfasis en el uso de explosivos y ataques a las infraestructura.
La respuesta de las instituciones fue la fuerza de tarea del sur del Tolima que ahora deja este resultado histórico pues en los 47 años de existencia las Farc es la primera vez que pierde a su comandante no por muerte natural sino por muerte en combate. No podemos olvidar que tanto Jacobo Arenas como Manuel Marulanda murieron de viejos.
Con Cano ya son cinco los miembros del Secretariado que han muerto en los últimos tres años lo que plantea un quiebre definitivo en el balance la guerra. Si a esto se suman golpes como la muerte de ‘Mincho’, jefe del narcotráfico en el Pacífico y la captura de ‘Pacho chino’ ejecutor del secuestro de los diputados y hombre clave del bloque central, es innegable ya el momento crítico de las Farc.
Pero no hay que cantar victoria y pensar en salidas rápidas sería desconocer la capacidad de reciclaje y adaptación de la organización terrorista. La pregunta es qué sigue.
Un efecto de la muerte de Cano es que debe crecer el ascendiente de Pablo Catatumbo. Sin embargo, la definición del nuevo líder plantea interrogantes. El primero es si los miembros del secretariado que viven en Venezuela, ‘Iván Márquez’ y ‘Timochenko’, se regresan a Colombia a pelear como se los exigió duramente Cano. ¿Se aguantarán las Farc un líder que despache desde la comodidad que les ofrece nuestro nuevo mejor amigo? Lo cierto es que por primera vez en su historia, el jefe natural de las Farc, que ahora debe ser Márquez, da órdenes desde otro país. Una ironía para una organización que se precia de ser nacionalista y de querer resolver las cosas aquí y sin intermediarios.
El equilibrio de poderes y la representatividad regional de los bloques ha sido esencial de la composición del Secretariado. De ahí que es posible que suba Jacobo, de Urabá, o Bertulfo el del Magdalena Medio para suplir el cupo de Cano. La gran decisión es si el bloque sur, el de Joaquín un dogmático como Cano, y Fabián un campesino dedicado a la coca, logra imponerse en la escogencia del nuevo líder. Si la respuesta es positiva tendremos una Farc más comprometida con el narcotráfico y con alianzas más fuertes con las bandas criminales.
Las Farc aún tienen fuerza en el Pacífico, en las selvas del sur, en el Cauca y el sur de Tolima, Arauca y Norte de Santander. El refugio en Venezuela sigue siendo su oxígeno. Sin embargo, tras de ocho años de seguridad democrática y casi dos de Santos las Farc están en un proceso irreversible de derrota. Con un Chávez débil y un entorno político en Colombia cada vez más hostil a la lucha armada, a las Farc sólo les queda o una paz digna, que ya no es la del Caguán, o una guerra inútil que lentamente pierden.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.