ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,sept 19" en Spreaker.

Carta a quienes eligieron a Santos

OPINIÓN| Por: MARIO JAVIER PACHECO GARCÍA| Publicado: agosto 18, 2014 


"Ustedes lo reeligieron. El resultado es palabrería publicitaria, aplastada por las realidades de la violencia". 
Era público que Santos hacía agua por los costados del desempleo, la inseguridad, la pobreza, la salud, la vivienda y la educación, pero ustedes lo reeligieron.
Apreciados señores
Me declaré enemigo de la “paz” de Santos, porque soy amigo de la paz real, y con mucho interés observo que a la categoría de Desmovilizados de la guerrilla, y a la categoría de Reinsertados del paramilitarismo, se suma ahora la categoría de Arrepentidos del santismo, conscientes de haber contribuido con su voto, no solo a la vergonzosa rapiña burocrática de Colombia, sino, al incremento de los crímenes de las FARC y la guerrilla, que diariamente atentan contra la infraestructura nacional y la vida de los ciudadanos.
La mayoría de los Arrepentidos, son jóvenes a quienes la Constitución de 1991 permitió votar a los 18 años, bajo la presunción de mínima madurez para entender, decidir, y ser responsables de las consecuencias de su decisión. Unos lo fueron, pero en otros su inexperiencia los hizo manipulables y votaron mal.
El 7 de agosto de 2010, Santos fue elegido por el pueblo (eufemismo de Uribe) con una diferencia abismal sobre Mockus, pero traicionó a Uribe, y fue elegido en 2014 con pequeño margen por el pueblo (eufemismo para identificar tres sectores: 1.- El de la estrategia, compuesto por la Registraduría, FARC, elefante, mermelada y votos comprados; 2.- El de los interesados, compuesto por políticos de derecha, izquierda y guerrilla a quienes Santos prometió todo lo que pidieron, y; 3.- El de los inocentes, compuesto por los deslumbrados de la publicidad, los enemigos de Uribe; los crédulos  de la falsa paz, y los pendejos, que menciona Facundo Cabral)
Las FARC ganaron y exigen olvido de sus crímenes, curules y patente de corso para lavado de activos. Samper ganó y exige archivar el elefante drogo de 1994 y UNASUR; los políticos que ganaron exigen ministerios y burocracia; la izquierda ganó y exige cogobierno y zonas de reserva campesina sin militares.
No hay cama para tanta gente, y Santos está haciendo lo que hizo Uribe Uribe en Ocaña cuando se quedó sin plata en la Guerra de los Mil Días, fue a la imprenta y mandó a hacer billetes. Lo vemos crear ministerios y superministerios a cargo de la pobreza pública y deshilachar el país, sin parar bolas, ni reaccionar al saldo diario de muertos y atentados de la guerrilla, que hablando de paz, hace la guerra.
Santos no es el único culpable, ustedes, que lo eligieron no pueden evadir la responsabilidad que les corresponde por cada atentado, cada muerto, cada secuestro, cada destrucción de torres, voladura de oleoductos, incineración de camiones, cierre de carreteras, sembrado de minas y expansión del terror.
Algunos de ustedes se justifican diciendo que Zuluaga tampoco hubiera impedido este baño de sangre y que al contrario la guerra hubiera recrudecido; que precisamente se eligió a Santos para no vuelva a ocurrir. Una hipotética excusa, desvirtuada por la realidad del gobierno de Uribe, que sí pacificó al país.
Era público que Santos hacía agua por los costados del desempleo, la inseguridad, la pobreza, la salud, la vivienda y la educación, pero ustedes lo reeligieron. El resultado es palabrería publicitaria, aplastada por las realidades de la violencia. Ante cada arremetida de las FARC, Santos solo bravea, muestra los dientes, gruñe, amenaza, y regresa al reparto de la codicia.
Para los incrédulos, la siguiente ración diaria de irracionalidad de la guerrilla, que medio oculta y minimizan los grandes medios.
Entre julio y agosto incineró 29 tractomulas y vertió petróleo sobre humedales, quebradas y ríos; 3 de julio, en la Guajira destruye el sistema eléctrico de Barrancas y Hato Nuevo; Entre el 16 y el 20 de julio las columnas Benhur González del frente 44 y el frente Camilo Torres, incomunican al Guaviare, en San José y Agua Bonita; 18 de julio en Tumaco, la columna Daniel Aldana incinera un vehículo de la Fiscalía y quema restos óseos, que eran pruebas de víctimas de las FARC; 23 de julio entre Puerto Asís y Orito, Putumayo, contamina con crudo, el río Putumayo, La Canoa, Guamúez y los Cristales; 23 de julio, asesina con una granada, a la bebé de tres años, hija del patrullero de la policía Ronald Ruiz, en Arauca; 31 de julio, otra bebita, de 2 años, muere por el tatuco lanzado por las FARC en Miranda, Cauca, donde Santos obtuvo 5.500 votos y Zuluaga 2.000; entre el 15 de julio y el 1 de agosto hicieron 15 intentos para volar el oleoducto Transandino en Nariño, y la central eléctrica de Altamira y Acevedo en Huila; 5 de agosto, el frente 48 incineró 5 tractomulas. Antes había derribado torres de energía en Meta y Valle del Cauca, afectando a Buenaventura. Igualmente volaron tramos de la vía Panamericana y la tubería del acueducto de la región del Ariari; 8 de agosto se desactivan 19 cilindros bomba de las FARC en Morales y Jamundí; 9 de agosto se desactivan doce cilindros bomba de las FARC entre San Vicente del Caguán y Florencia en el Caquetá; 11 de agosto en Arauca, envenena 10 soldados, de los cuales uno murió. Nueva modalidad diabólica de las FARC; 12 de Agosto en Saravena, asesinan al secretario de gobierno del municipio y en Fortul ataca una patrulla del ejército, dejando heridos ocho soldados; 12 de agosto en Teorama, Norte de Santander, una combinación de FARC, EPL y ELN atacan un helicóptero, matan un civil y dos policías; 13 de agosto entre Ocaña y Cúcuta, sector de Ábrego, incinera 5 tractomulas; 15 de agosto, se desmantela en Suárez, Cauca, una fábrica de tatucos de la columna Miller Perdomo, de las FARC; 15 de agosto en Tumaco, ocho personas, entre ellas cuatro menores de edad son heridos con tatucos por las FARC; 16 de agosto se descubren dos campos minados, en el Tambo, Cauca y en Florida, Valle.
Por otro lado, la estadística oficial de los últimos meses sobre acciones guerrilleras, confirma que se han incrementado así: terrorismo 76%, atentados a la infraestructura, 252%; voladura de oleoductos, 735%, voladura de infraestructura eléctrica, 130% y voladura de puentes 400%. Durante el gobierno de Santos las incursiones guerrilleras aumentaron el 22%, y un dato aterrador, el 15% de los homicidios en Colombia son ocasionados por las FARC.
¿Es esto revolucionario? ¿Qué tiene esto de proyecto político? ¿Forma parte de su estrategia de combinación de todas las formas de lucha, hasta llegar al poder?
El proceso de paz comenzó hace dos años, y contrario con lo que se esperaba, la inseguridad es mayor y la guerrilla adquirió alas, al punto que hoy, con cinismo advierte que no tiene secuestrados, ni relación con el narcotráfico, y en lugar de victimario, exige que se le considere víctima, a la que se debe resarcir. Santos los justifica, con: “Nada está acordado hasta que todo esté acordado”.
Y entre tanto de nuestras “gloriosas fuerzas armadas” fueron desprendidos sus mejores hombres y están arrinconadas con guardarrayas jurídicos y generales condicionados. Los soldados fueron explícitamente expuestos por Santos como carne de cañón, blanco expreso. Sus muertos son noticia de segunda plana.
A la ventana de los arrepentidos ya se asomó Gaviria, algunos congresistas del Partido Conservador y varios dirigentes de la izquierda, todos con el pecho oprimido por la percepción del engaño.
El sainete de los abrazos en Cuba, entre víctimas y victimarios no pudo ser más patético, pisoteando la justicia. Sin víctimas de sus crímenes recientes, nadie fue a pedir cuentas a las FARC, sino a abrazarlos, fueron seleccionados, y probablemente aleccionados previamente con el cuento de la paz, todos llegaron de blanco, con parlamento aprendido y un ramo de flores, para dar a Colombia el deprimente espectáculo que dieron. Ahora se prepara una reunión de militares activos con la guerrilla para establecer el cese al fuego. No creemos que la oligarquía fariana de Cuba sea obedecida por los milicianos que combaten, y la farsa seguirá en medio de la violencia.
La paz que ansiamos no se logra así, sino con justicia, sin falsedades, sin niños asesinados, sin soldados envenenados, sin destrucción de la propiedad y, utilizando la violencia, solamente contra los violentos.
Twitter: @mariojpachecog

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin  y no siempre reflejan la opinión o posición de LA OTRA MITAD DE LAS VERDADES A MEDIAS.

2 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.