ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,oct 17" en Spreaker.

LA CONCIENCIA MORAL DEL PERIODISMO COLOMBIANO

NTC, César Villegas e Imagen y Sonido

EN 1992, NTC, cuyo socio mayoritario es Daniel Coronell, se asoció con el empresario César Villegas condenado en el proceso 8.000. Además, en la licitación de 1991, usó equipos de Imagen y Sonido, propiedad de Justo Pastor Perafán. EL COLOMBIANO | Medellín y Bogotá | Publicado el 7 de marzo de 2010

La historia de los últimos 25 años en Colombia tiene muchos vaivenes y pocas luces. Un ejemplo lo constituye la programadora de televisión NTC.

Desde su informativo, Noticias Uno , la "Red Independiente", semana a semana, señala a quienes considera responsables de acciones ilícitas y sus ocasionales enlaces. Pero la memoria no parece alcanzar para mirarse en el espejo retrovisor de su propia trayectoria empresarial y periodística.

La empresa NTC, plataforma de la proyección periodística del informativo, existe desde 1977 y nació encaminada a la explotación del negocio de las comunicaciones en todas las ramas, y especialmente en televisión.

A principios de los años noventa, cuando Colombia afrontaba los coletazos de la embestida terrorista de la mafia, la compañía se vio sujeta a múltiples transformaciones y en la composición accionaria se dieron las modificaciones propias del momento, con mezcla de dineros de diversos orígenes, que solo con el correr de los años terminaron por demostrar que no hubo mucho celo para evitar que capitales señalados de ser de dudosa procedencia terminaran colándose en el negocio.

De esta manera, así como a NTC llegó de accionista el periodista Daniel Coronell, quien había cumplido una labor de comunicaciones cercana a la campaña presidencial de César Gaviria Trujillo, además de otros periodistas, también aparecieron directamente, o por interpuesta persona, capitales de dos personajes que dieron mucho de qué hablar en los noventa: el narcotraficante Justo Pastor Perafán Homen, actualmente condenado a 30 años en una prisión de Estados Unidos (desde 1997), bajo cargos de narcotráfico, y el polémico empresario deportivo César Hernando Villegas, protagonista clave del escándalo del proceso 8.000, condenado por el delito de enriquecimiento ilícito de particulares y asesinado en Bogotá el 4 de marzo de 2002.


NTC e Imagen y Sonido
De Perafán y sus relaciones con NTC se tienen noticias documentadas desde 1992. En esa época, el ex panadero y ex policía, participaba, entre otros negocios, en dos acreditadas empresas: la Sociedad Imagen y Sonido y el Hotel Chinauta Resort. De la primera aún existen reportes de que prestó servicios y, por consiguiente, recibió pagos de la campaña presidencial de César Gaviria Trujillo.

Pruebas del vínculo profesional entre Imagen y Sonido y NTC Noticias quedaron registradas en el programa piloto del noticiero, de 13 minutos y 24 segundos de duración, presentado para la licitación 01 de 1991. En la emisión de prueba de NTC Noticias se muestra la infraestructura de lo que sería el informativo y se da cuenta de los recursos técnicos, físicos y profesionales de los que dispondría a la hora de emitir en directo.

En diversos apartes de la cinta, como en los minutos 2'29'', 2'30'', 7'38'' y 11'42'', las tomas muestran a camarógrafos que laboran con equipos que portan los logos de Imagen y Sonido.

Además, en la mención de los créditos de la realización del programa piloto, se puede escuchar cómo el locutor, de manera clara, menciona como gerente de Producción de NTC Noticias a Marco Antonio Cañón Cortés.

En el video se puede apreciar que los logotipos de la productora Imagen y Sonido son tapados con la marca de NTC, en móviles de transmisión, pero en algunos pasajes no logran ocultar completamente que las cámaras y el material técnico eran de la empresa propiedad de Pastor Perafán Homen, de quien para la época ya se conocía que había sido detenido por la Interpol, en Argana, Panamá, en 1982, por posesión de narcóticos, como lo registran los diarios El Tiempo de Bogotá y El Mundo , de España.

Años después, esta sociedad, Imagen y Sonido, fue objeto de extinción de dominio por parte de las autoridades por tratarse de un bien adquirido con dineros ilícitos invertidos por Pastor Perafán. Así consta en la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) en lo que respecta al listado de sociedades extinguidas.

Imagen y Sonido es una sociedad inactiva, intervenida por la DNE, y su último registro en la Superintendencia de Sociedades indica que su representante legal era Marco Antonio Cañón Cortés, quien fue gerente General y socio minoritario de esa compañía.

Pero, además, en la escritura pública 2768, del 21 de julio de 1993, ante la Notaría 34 de Bogotá, Imagen y Sonido aparece como accionista, con 500 acciones, que corresponden a 50 millones de pesos colombianos de la época, de otra empresa intervenida por la DNE: Colombiana de Hoteles Ltda.

Esta compañía hotelera, que tiempo después pasó a ser sociedad anónima (Colombiana de Hoteles S.A.), tuvo como dueño y mayor accionista a Perafán, quien llegó a tener 3.450 acciones que correspondían a 345 millones de pesos de la época. En la misma escritura consta que la empresa Maderas San Luis Ltda, también intervenida y en liquidación, según Estupefacientes, tenía 1.150 acciones, que representaban 115 millones de pesos en el emprendimiento hotelero. Además, Perafán tenía a siete familiares que figuraban, cada uno, con 200 acciones, como socios con aportes en la compañía.

La otra empresa, Hotel Chinauta Resort, también terminó expropiada por el Estado, pero antes de ser intervenida tuvo como miembro de la junta directiva a David Esteban Cañón Granados, hijo del periodista deportivo David Cañón Cortés. Este último fue socio, al igual que su hermano, de NTC.

Estos capitales terminaron cruzándose en 1992, en el mismo momento en que el gobierno de César Gaviria Trujillo le adjudicó a NTC un espacio de televisión, en el horario de los fines de semana, al mediodía, en el Canal Uno.

Según consta en escrituras públicas, en ese momento la empresa NTC cambió de sociedad limitada a sociedad anónima y en esa transformación llegaron los dineros de David Cañón Cortés y su hermano Marco Antonio, quienes habían sido socios de Pastor Perafán en la compañía Imagen y Sonido. Luego entraron a NTC dineros de César Villegas Arciniegas, quien para la época se mostraba como un acaudalado personaje que se movía a sus anchas en el mundo político y social de Bogotá.

De esta manera, a partir de 1992, ya con noticiero en funcionamiento y reconocimiento público en Colombia, NTC Noticias, según quedó registrado en un artículo de la revista Dinero, de ese mismo año, quedó mayoritariamente dominada por César Villegas, con el 64 por ciento del paquete accionario.

El mismo trabajo periodístico dejó escrito que Daniel Coronell quedó con el 25 por ciento de la empresa.

En la escritura pública número 4418, del 11 de septiembre de 1992, en la Notaría 36 del Círculo de Bogotá, consta que Coronell recibió de manos de Villegas, "a su entera satisfacción", la cesión de 2 millones 500 mil pesos de la época.

En la misma escritura (4418) también quedó consignada la participación de David Cañón Cortés, así como la representación legal de Darío Montenegro Trujillo, quien luego sería nombrado Comisionado de Televisión.

La escritura pública hace constar, en la página 2, que los hermanos David y Marco Antonio Cañón Cortés "manifiestan recibir 15.000.000 de pesos" (cada uno de ellos), por parte de César Villegas a título de pago por la venta de la totalidad de sus acciones en la sociedad NTC Noticias.

Los 30 millones de pesos recibidos por los Cañón equivalían, para la época, a USD$ 43.034,8 y para 2010 equivaldrían a 84 millones 328 mil 011 pesos.

César Villegas, además, fue socio y propietario, según consta en el registro (folio 0369516) de la Cámara de Comercio de Bogotá, del 27 de octubre de 1992, de la empresa V.C. Inversiones Ltda, que había sido creada el 30 de noviembre de 1987. Esta misma compañía (V.C. Inversiones Ltda) aparece en el "Acta de la Junta de Socios Número 17 de la Sociedad NTC, Nacional de Televisión y Comunicaciones Ltda", del 17 de noviembre de 1992.

En el documento se registra, además de la verificación del quórum (que es del ciento por ciento de los socios), que quienes hacen parte de la compañía son "Daniel Alfonso Coronell Castañeda, Oscar Ritoré Botero y César Hernando Villegas Arciniegas, quien además de obrar en su propio nombre, también lo hace en su condición de representante legal de la sociedad V.C. Inversiones Ltda.; estando además presentes el gerente de la sociedad, Darío Montenegro Trujillo y el señor Iván Echeverri Cancino".

Más adelante, en la misma acta, en un parágrafo del Artículo Quinto, correspondiente al Capital Social, queda registrado que V.C. Inversiones Ltda., ha suscrito y pagado 25.000 acciones de la empresa NTC.

Tres años después, tanto Pastor Perafán como César Villegas aparecían en investigaciones sobre narcotráfico y enriquecimiento ilícito, pero el rastreo de sus dineros, en el caso de Villegas, nunca incluyó a NTC. Perafán fue extraditado a Estados Unidos desde Venezuela en 1997 y sus bienes fueron objeto de extinción de dominio.

En cambio, de Villegas se siguió hablando. En 1982 trabajó como Secretario General del Departamento Administrativo de la Aeronáutica Civil (Aerocivil), que dirigía el hoy presidente Álvaro Uribe Vélez, y después se convirtió en empresario, llegando a ser presidente y mayor accionista del club de fútbol Independiente Santa Fe, de Bogotá.

El proceso 8.000
En 1996 se esclareció de dónde provenían los dineros del llamado proceso 8.000. La justicia determinó que su origen era el cartel de Cali, y sus principales cabecillas, los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela. Cabe recordar que en los famosos "narcocasetes", que dieron origen al proceso 8.000, el narcotraficante Miguel Rodríguez Orejuela se refería a Villegas como "el Bandi".

Villegas se acogió a sentencia anticipada en 1997, tras colaborar con la justicia y señalar como receptores de dineros del cartel de Cali a otros políticos. Aunque Villegas pasó varios años defendiéndose ante la justicia y colaborándole, recibió, en noviembre de 1998, una condena de seis años de cárcel por parte de un Juez sin rostro de Bogotá.

Según consta en la escritura pública 1296 de la Notaría 23 de Bogotá, en 1991 la empresa NTC tenía un capital social de 50 millones de pesos. Para el 10 de mayo de 1994, cuando César Villegas ya era socio, según consta en la escritura 1184 de la Notaría 11 de Bogotá, ese mismo capital social había aumentado a 300 millones de pesos de la época. Es decir, se produjo un incremento de 250 millones de pesos. Un cálculo aproximado indica que hoy esa cifra correspondería a 702 millones 733 mil 428 pesos.

Esa transacción quedó también consignada por algunos medios de comunicación capitalinos. Un artículo publicado por el diario El Tiempo , el 29 de agosto de 1992, da cuenta de las pérdidas generadas por el racionamiento energético que vivía el país por esos días (estimaba que los descuentos en la publicidad "habían llegado al 85 por ciento, además de la reducción de la pauta") y cómo el apagón afectaba el negocio de la televisión.

En esa nota periodística también se consigna la compra de acciones por parte de Villegas y su ingreso a NTC. "En cuanto a NTC, César Villegas Arciniegas compró las acciones de Marco Antonio y David Cañón. Daniel Coronell y Oscar Ritoré mantienen su participación en el informativo", describe el citado informe periodístico.

Esos negocios de NTC y su empresa de televisión son, en parte, el origen de la pública tensión que se percibe entre el mayor accionista de la compañía NTC, Daniel Coronell, y el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez.

En los días previos a las elecciones presidenciales de 2002, Coronell dijo en su noticiero que el cadáver de Alberto Uribe Sierra, padre del jefe de Estado, había sido sacado del municipio de Yolombó (Antioquia) en un helicóptero del extinto capo Pablo Escobar, luego de su asesinato en 1983, a manos de las Farc.

Uribe dijo, en su momento, que viajó en un helicóptero que le asignó la Aerocivil y dejó en claro que volvió a Medellín vía terrestre y que nunca tuvo nexos con Pablo Escobar.

Al día siguiente del altercado, el entonces candidato presidencial y varios de sus asesores de campaña le salieron al ruedo a Coronell y en varios medios de comunicación le recordaron sus negocios con Villegas. Desde entonces, Coronell se puso a la cabeza de la oposición contra Uribe y su Gobierno, menos en materia de contratación oficial.

El segundo 'round' entre Uribe y Coronell se dio el 9 de octubre de 2007 en la emisora La FM. Ese día, al aire, Coronell empezó a cuestionar al Mandatario porque, según él, con ponerse bravo disimulaba para no dejar escrutar su pasado.

En medio de una acalorada conversación, el Gobernante le dijo al periodista que tuviera el valor civil de reconocer que César Villegas había sido su socio.

"No es así, señor Presidente. César Villegas fue socio de la compañía NTC, por cierto antes de todos los problemas judiciales que tuvo y salió de esa compañía antes de los problemas judiciales", respondió Coronell y acto seguido le dijo a Uribe que Villegas también había sido "su amigo".

La defensa de Coronell estuvo fundada en que para la época en que hizo negocios con César Villegas, éste no tenía problemas penales. Sin embargo, casi todos los procesados del expediente 8.000, por ejemplo, alegaron que para el momento en que recibieron cheques de los hermanos Rodríguez Orejuela éstos no tenían requerimientos judiciales.

Aun con esas explicaciones, varios políticos implicados en el 8.000 no se salvaron de la condena por el delito de enriquecimiento ilícito de particulares.

Desde el 7 de septiembre de 2007, Nacional de Televisión y Comunicaciones (NTC S.A.), tiene como accionistas a Daniel Coronell, con el 60,5 por ciento de las acciones; Jorge Alonso Acosta Vallejo, 26 por ciento; Félix de Bedout Molina, con el 9,5 por ciento; María Cristina Uribe Londoño (esposa de Coronell), con el 3,5 por ciento y Patricia Arango Londoño (esposa de Félix de Bedout Molina), con el 0,5 por ciento del paquete accionario de la empresa.

El total accionario corresponde a 3 millones de acciones de la empresa. Así consta en la Resolución 1280 del 7 de septiembre de 2007 de la Comisión Nacional de Televisión, en la que se reporta la enajenación de 15.000 acciones de NTC S.A., de propiedad de Félix de Bedout Gaviria (padre del periodista), a Patricia Arango Londoño.

Un cambio de horario
En su primera etapa, el Noticiero NTC Noticias (dado a conocer por sus fundadores como "La Nueva Televisión de Colombia") llegó hasta 1996, cuando ya en el gobierno de Ernesto Samper Pizano, y a raíz de la creación de los canales privados de televisión, en un nuevo reparto, cambió de día y franja: pasó a los fines de semana y días festivos, en el horario de las 9:30 de la noche.

La propia compañía en su sitio web (http://www.noticiasuno.com/quienes-somos.html) reconoce que con la llegada de los canales privados la situación de las distintas programadoras de los canales Uno y A se volvió muy compleja. Y más de 17 programadoras suspendieron sus actividades de manera definitiva.

Según ellos, este no fue el caso de NTC, "que en alianza con otros concesionarios de televisión creó una estructura administrativa y periodística que dio origen al esquema Noticias Uno, la Red Independiente".

En el mismo documento se lee que en 2004, ya en tiempos del presidente Álvaro Uribe Vélez, "en alianza con Colombiana de Televisión, NTC obtuvo la adjudicación del 25 por ciento del Canal Uno por un período de 10 años". Esta opción le ha permitido adquirir modernos equipos de producción y emisión de televisión, al punto de que hoy NTC Noticias, en buena medida con el apoyo del Estado, es una empresa con más de 70 empleados y 40 contratistas que produce al menos 10 programas que se emiten en el referido canal.

17 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.