ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA ,peláez y gardeazabal,agosto 18" en Spreaker.

Una argucia al desnudo ( Y se atreve a decir que no hace traición a la Patria)

Saúl Hernández

 Piedad Córdoba aprovechó su tour por Europa para echarle leña al tema de los falsos positivos, sugiriendo que son cosa nueva, atribuible a la política de Seguridad Democrática

Piedad Córdoba aprovechó su tour por Europa para echarle leña al tema de los falsos positivos, sugiriendo que son cosa nueva, atribuible a la política de Seguridad Democrática: "Naciones Unidas nos acaba de informar que viene documentando todos estos casos a partir del 2003, es algo muy sorprendente dado que apenas el año pasado se conocieron estos casos" (EL TIEMPO, 13/04/2010). 
Falso. Hasta León Valencia reconoce que, "según la Fiscalía General de la Nación, desde 1985 hasta mayo del 2009, las víctimas por 'falsos positivos' sumaban 1.708" (EL TIEMPO, 19/01/2010). Y un informe del Cinep (de octubre de 2009) establece que al periodo 2001-2009 corresponden 940 víctimas.

Los 'falsos positivos' son un crimen viejo, por lo que es una falacia asegurar que estos homicidios devienen de la directiva ministerial 029 de 2005, a la que se atribuye un esquema de premios en efectivo para los militares, cuando, en realidad, no contempla compensaciones para estos ni recompensas a civiles por la muerte de guerrilleros rasos, que es lo que vendrían siendo las víctimas de estos crímenes. Sólo establece recompensas, a civiles, cuando se trata de cabecillas.

Pero el mayor embuste, y el más pernicioso, fue el que avaló Philip Alston, Relator Especial de las Naciones Unidas para las Ejecuciones Arbitrarias, quien dijo que estas transgresiones han sido "más o menos sistemáticas" y que, en cuanto a los autores, no se trata "de unas cuantas manzanas podridas". Apreciaciones livianas que no se ajustan a la verdad.

Del 7 de agosto del 2002 al 31 de enero del 2010, las fuerzas constitucionales del Estado han abatido a 15.126 individuos, entre guerrilleros, paramilitares y miembros de bandas criminales. No se incluyen cifras sobre narcotraficantes ni otros tipos de delincuentes. Así, los 940 'falsos positivos' equivalen a alrededor del 6 por ciento del total de abatidos. Claro, debería ser cero, pero es un porcentaje muy bajo para hablar de transgresiones "sistemáticas" y de que todo el barril de manzanas está podrido.

Hay un dato más interesante aún. En el mismo periodo, las fuerzas del Estado han capturado a 53.601 personas entre subversivos, paramilitares y miembros de bandas criminales, cuyas vidas se respetaron. De nuevo, esos 940 'falsos positivos' sólo equivaldrían al 1,7 por ciento de los capturados, a muchos de los cuales se les prestó auxilio al resultar heridos en combate.

Adicionalmente, en este Gobierno se han desmovilizado 52.488 guerrilleros y paramilitares. Muchos de ellos se han entregado a Fiscalía, Defensoría, personerías, Iglesia, DAS, ICBF, etc. Pero la gran mayoría lo hicieron ante unidades militares y de Policía que respetaron su integridad. Para evitar una doble contabilidad, soslayemos este dato. Pero si sumamos los capturados y abatidos, 68.727, tenemos que los 940 'falsos positivos' equivalen al 1,3 por ciento de los casos; una cifra estadísticamente despreciable que demuestra que esto no es sistemático, ni refleja el comportamiento habitual de las tropas.

De igual forma, si relacionamos el número de militares asociados a estos casos, 198 condenados y 708 en etapa de juicio, con el pie de fuerza de 285.000 efectivos, encontramos que los vinculados a esos crímenes son el 0,3 por ciento de las manzanas. Esto no es una cifra 'significativa', como dice Alston. El barril no está podrido. Otro dato: según Medicina Legal, en el periodo 2001-2009 hubo 174.866 homicidios; los 940 'falsos positivos' representan, pues, el 0,54 por ciento.

No hay espacio para analizar otras variables y, hablando de vidas humanas, es preciso reconocer que estas estadísticas son, cuando menos, políticamente incorrectas. Pero son cifras que desnudan una argucia que ha paralizado a las FF. AA., y se ha convertido en un arma contra el Presidente, la Seguridad Democrática y el candidato Santos, a pesar de que fue él mismo quien denunció esta situación. Una infamia más. 

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.