ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#pega,pelaez y gardeazabal, diciembre 13 /17" en Spreaker.

DOS SUPER-MINISTROS LLEGAN AL GABINETE DEL PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS - LAS FUERZAS URIBISTAS EN ACCIÓN

Miércoles 28 de julio de 2010

Los nombramientos de Rivera en Defensa (tal como lo informó el tiempo.com), y de Vargas en Interior fueron confirmados por el presidente electo tras una reunión con su bancada en el hotel Casa Medina.

Santos se decidió por Rivera en lugar de Germán Vargas Lleras, contrario a lo afirmado por otros medios que señalaban al jefe del partido Cambio Radical como fijo en la cartera de Defensa.
Estos son los ministros que ha nombrado Santos

Primero reveló el nombre de su canciller, María Ángela Holguín y de su ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry.

Días después confirmó el nombre de su ministro de Transporte, Germán Cardona, ex alcalde de Manizales; y a la ministra de Medio Ambiente, Sandra Bessudo.


Luego anunció sobre su ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo; el ministro de Minas, Carlos Rodado; y el ministro de Comercio Exterior, Sergio Díaz-Granados.
Después, desde Miami, Santos designó a Beatriz Uribe como ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Luego el presidente electo anunció el nombramiento de Mauricio Santamaría como ministro de Protección Social y de Maria Fernanda Campos como ministra de Educación.
__________________________________________________________________________________

Frentero, enérgico y duro contradictor de la guerrilla; así es el nuevo Ministro del Interior y la Justicia


Hay dos momentos en los que se ve al Germán Vargas Lleras, designado ministro del Interior y de la Justicia de Juan Manuel Santos, mostrar debilidad: cuando se persigna al momento del despegue de un avión y cuando habla con su hija, Clemencia, a quien debió sacar del país hace 14 años por razones de seguridad.
Por lo demás, es un hombre que siempre va para adelante, que en política siempre está a la ofensiva, que no se arruga.

Y es que si bien Vargas proviene de una familia de tradición política -no en vano es nieto del ex presidente Carlos Lleras Restrepo-, desde pequeño se acostumbró a afrontar duros retos. Cuando apenas tenía 13 años falleció su mamá, y él y sus dos hermanos menores quedaron al cuidado de su padre y su abuela.

Cuando ni siquiera había terminado el bachillerato, logró, con el apoyo de su abuelo, meterse en el negocio de las minitecas. Fue uno de los pioneros de esta actividad en Bogotá. Él siempre ha sido un aficionado a la música, especialmente al rock.

Los fines de semana se ganaba unos pesos haciendo bailar a los jóvenes, al son de la música que tenía grabada en casetes. Con su ingreso a la universidad, esto se acabó.

Casi al tiempo de entrar a estudiar, su abuelo ex presidente lo puso en un trabajo que fue una de las puntadas para el inicio de su vida política. Tenía que hacer resúmenes de las principales noticias y columnas en las que él figuraba, pues estaba alistando la crónica de su vida.

Aún sin terminar la universidad, Vargas Lleras, nacido en 1962, ya estaba dedicado a buscar votos. Fue así como, con escasos 20 años, fue elegido concejal de Bojacá (un pueblo a unos 45 minutos de Bogotá).
Aunque su vena política puede provenir de su abuelo, esta pasión realmente lo atrapó por la convocatoria que hizo en las universidades el inmolado Luis Carlos Galán para que los jóvenes se vincularan a su campaña.

A Galán lo conoció en la revista Nueva Frontera, donde Vargas era asistente de su abuelo. Con el apoyo del jefe del Nuevo Liberalismo, logró ser elegido concejal por Bogotá.

Pero, indudablemente, el Congreso fue el trampolín para este hincha de Independiente Santa Fe.

Tras dos períodos en el concejo, pasó al Senado. Allí estuvo 12 años consecutivos. En 2006, de la mano del partido Cambio Radical, el cual lidera, obtuvo 223.550 votos, la mayor votación del país. Luego decide dar el salto y se lanza a la presidencia como candidato de su movimiento. Mantuvo su candidatura hasta el final, pese a los rumores insistentes sobre una eventual unión con Santos.
Al final, fue la sorpresa electoral. Cambio Radical se convirtió en la tercera fuerza política en esos comicios, al obtener la nada despreciable cifra de un millón y medio de votos, cuando las encuestas no le daban más del 5 por ciento de la intención de voto.
Antiguos compañeros suyos en el Legislativo reconocieron que es un hombre al que le gusta hacerse notar y sentir, que por momentos tiene mal carácter, pero ninguno dudó en reconocer su capacidad de trabajo, de estudio y su coherencia.
Atentados y amenazas
Pero no todo ha sido fácil para Vargas. En 1996, por amenazas de secuestro de grupos de narcotraficantes, tuvo que sacar apresuradamente del país, a su única hija, que entonces tenía 6 años. 
Al principio no fue algo fácil para el acelerado ex congresista, pero ahora, gracias a la tecnología, a la que no se ajusta fácilmente, la comunicación con ella es permanente, y más desde que aprendió a manejar el Blackberry.

"Él es un papá muy chévere, que tiene una excelente relación con su hija, la entiende, la apoya, son muy amigos", asegura Luz María Zapata, compañera de Vargas desde hace 12 años.

Pero las amenazas no han sido gratuitas. Vargas ha sido víctima de dos atentados, uno en 2002, con un libro bomba que le amputó varios dedos de su mano izquierda, y otro, en octubre de 2005, con un carro bomba.

El punto es que en el Congreso fue coautor y ponente de la ley de extradición, participó activamente en la ley de extinción de dominio y fue autor de proyectos que fortalecieron a las Fuerzas Militares.

A lo anterior se suma que en octubre de 2001 hizo un debate de control político en el que mostró pruebas de los abusos que estaban cometiendo las Farc en la zona de distensión. Fue prácticamente el principio del fin de esa iniciativa.

Por tan férrea posición en contra de la guerrilla y de los violentos, Vargas ha tenido que vivir los últimos años en medio de extremas medidas de seguridad.

Esto le ha limitado buena parte de sus pasatiempos. Casi no ha podido volver a trotar, como tampoco a montar en bicicleta. De vez en cuando saca tiempo para bucear.

Por eso, cuando puede, le dedica tiempo a la cocina. Sus amigos dicen que es un consumado cocinero, que le gusta innovar y preparar platos exquisitos.

No en vano, cuando entra a un restaurante y el plato le gusta, busca al chef para que le dé la receta. Lo único que no le gusta comer es queso.

Este hombre, que exige que sus camisas estén bien planchadas y almidonadas, asegura que habría podido pasar "agazapado" en esta campaña sin pronunciarse en contra de la segunda reelección del presidente Álvaro Uribe. Pero asegura que es coherente.

Vargas no es un hombre de miedos, sino de retos. "Yo me acostumbré a vivir con el riesgo, pero además la Policía me cuida", asegura, mientras a través de su camisa, se puede ver un escapulario del Señor de los Milagros, al que le ruega para que lo proteja.
__________________________________________________________________________________________________________

Rodrigo Rivera, toda una vida en medio de la política

 Rodrigo Rivera nació en Pereira el 20 de abril de 1963. Es egresado de la Universidad Libre, donde obtuvo su grado con una tesis laureada que mereció calificación de 4,9 sobre 5,0 puntos 
Además de participar en medios de comunicación (fue columnista y director del periódico 'La Tarde' de Pereira y trabajó en 'El Espectador).
Rivera siempre ha estado vinculado con el mundo de la política. Fue concejal de Pereira, representante a la Cámara y senador de la República.

En 2003 fue el Presidente de la Dirección Nacional Liberal y precandidato por ese partido a la presidencial en 2006. Además de su vida pública , Rivera es autor de los libros 'Hacia un nuevo federalismo para Colombia' (2001) y 'Colombia Fragmentada' (2004).

Luego de ser precandidato del Partido Liberal para la Presidencia, Rivera se apartó de su colectividad para convertirse en gerente político de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos.

Actualmente, adelantaba la labor de empalme entre el gobierno entrante y saliente en el Ministerio de Interior y Justicia.

En la presentación del ex parlamentario como gerente político, nombramiento que tuvo el guiño del presidente Álvaro Uribe,  el ex Ministro de Defensa resaltó varias de las características que lo llevaron a convertirlo en uno de sus hombres más cercano, entre ellas su "extraordinaria" defensa de la Seguridad Democrática, lo mismo que del referendo reeleccionista.

"Es una persona que sabe buscar consensos, pero que también sabe ser firme cuando se necesita", dijo Santos en ese momento 

1 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.