ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA ,peláez y gardeazabal,agosto 18" en Spreaker.

Liberación sin 'show'

8 de febrero del 2011 | OPINIÓN | Por: José Obdulio Gaviria
La guerrilla tiene una teoría justificativa del secuestro que es digna de ser incorporada a la enciclopedia universal de la infamia.
    'Leyton', guerrillero que asoló a Risaralda e impuso a sus gentes la dura coyunda del secuestro, gritó por celular al esposo de una víctima: -¿Tiene los 100 millones? -Veinte, que se los puedo entregar ya mismo -respondió el atribulado marido. -¿Usted nos cree (a la guerrilla) unos 'chichigüeros'? No hay arreglo, y tampoco vamos a cargar más con este encarte; pero no somos insensibles: se la voy a pasar para que se despida. 'Leyton' puso al teléfono a su víctima, dejó que hablara, o mejor, llorara por cinco minutos, y, ¡zas!, le descerrajó un tiro en la cabeza. 'Leyton' dejó botado el cadáver cerca de Quinchía, para "que la gente entienda (dijo) que con la 'revolución' no se juega".

    La guerrilla practica ese delito con tal desinhibición, frescura y sadismo, que logró, por un largo tiempo, hacernos creer que secuestrar era el equivalente a realizar una aséptica actividad financiera. Incluso, recordémoslo, bautizó las operaciones de secuestro masivo con el juguetón nombre de 'pesca milagrosa' y al secuestro mismo lo llamó 'retención'.

    En mi libro Sofismas del terrorismo (Planeta, 2005) narro cómo hasta el 2002 fue tan común el secuestro y hubo tantos, que terminamos usándolos como mojones topográficos o como señales particulares de las personas: "eso queda al lado de donde secuestraron a fulanito", se decía; o, tal persona "es la señora que secuestraron o soltaron en X o Y lugar".

    La guerrilla tiene una teoría justificativa del secuestro que es digna de ser incorporada a la enciclopedia universal de la infamia. Germán Castro Caicedo, en En secreto, nos cuenta que Bateman, el fundador del M-19, le dijo: "Nosotros nos volvimos ricos realmente con la detención del presidente de Sears. Eso hizo que las arcas estuvieran repletas para desarrollar el presupuesto con mayor profundidad". Las Farc van más allá. Louis Proyect, redactor de la revista Marxism, escribió que "las Farc no hacen secuestros: cobran impuestos. Sobre la base de que los costos de la revolución deben pagarlos los responsables de haber provocado la guerra (si no lo hacen voluntariamente) la guerrilla los retiene y los lleva a un 'paseo ecológico' (...) y los testimonios cuando regresan son siempre amables con la guerrilla".

    En 1988, embriagados por el éxito económico, los terroristas exploraron una nueva veta de secuestros: de militares y de políticos. La justificación se las escribió un grupo de juristas europeos que dirigieron un memorial a los "comandantes de las fuerzas beligerantes del conflicto interno armado de Colombia, 'Manuel Marulanda' y Andrés Pastrana (en ese orden)". Los abogados dijeron: "En presencia de una relación de beligerancia (...) son posibles los acuerdos entre beligerantes (...) como el canje de 'prisioneros de guerra' ".

    Desde esa época, los colombianos quedamos sometidos a un chantaje que aún no termina: exigencia del 'canje', 'acuerdo humanitario', despeje de territorios; o celebración de liberaciones unilaterales con transmisión en directo por Telesur, con palabras de ánimo y encomio dirigidas a los secuestradores por parte de uno de los 'mediadores', Rodríguez Chacín, el viejo mejor amigo de Chávez y 'Marulanda'. 

    Desde finales del 2002, la sociedad colombiana comenzó a rebelarse. Ya no se acepta el plagio como cosa ineluctable; terminaron las transmisiones en vivo y en directo de las cacerías humanas de 'Romaña', y la sociedad se movilizó al grito de ¡No más Farc! No obstante, el martirio aún no termina y hoy habrá nuevas liberaciones.

    Los 'mediadores' han montado un gran show mediático en el que los secuestradores serán los 'buenos' y el 'malo', el Estado. En Twitter, @DonNadieOficial ha invitado para que trinemos contra semejante show. El canal CableNoticias se plegó a la invitación. Su show será el no show. ¿No será justo que muchos otros acompañen a @DonNadieOficial en su iniciativa?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.