ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA, peláez y gardeazábal,junio23" en Spreaker.

La batalla jurídica

6 de Junio de 2011 | OPINIÓN | Por Mauricio Vargas

Con sus fallos sobre el PC de 'Reyes' y Las Delicias, las cortes le hacen un gran favor a Uribe.
Resultaba impactante, el viernes, el rostro de felicidad del profesor Miguel Ángel Beltrán, acusado por la Fiscalía de ser un ideólogo de las Farc y un destacado miembro de su comisión internacional, la que les consigue apoyo, plata y armas por fuera del país. Sonreía, dichoso, cuando el juez lo absolvió y ordenó su libertad, en aplicación de un fallo de la Corte Suprema de Justicia que desconoció la validez probatoria de la jugosa y contundente información hallada en los computadores de 'Raúl Reyes', tras el bombardeo contra su campamento en Ecuador, en el 2008.


No solo Beltrán estaba feliz. Como él, numerosos cómplices de las Farc de seguro se sintieron aliviados, al saber que, por cuenta de la tesis de la Corte, sus crímenes quedarán impunes. Y tristes, muy tristes, deben de haber quedado las víctimas del terrorismo del grupo guerrillero, pues muchos de los que contribuyeron a esa organización criminal, ya no tendrán nada que temer de los graves indicios de su implicación con estos asesinos, que hayan aparecido en los archivos digitales de 'Reyes'.


A propósito del tema, el presidente Juan Manuel Santos pronunció el jueves en la noche la alocución más importante desde su discurso de posesión. En tono mesurado, pero cargado de razones, el Primer Mandatario hizo un llamado a los altos tribunales para que actuaran con ponderación en sus decisiones relacionadas con la guerra. Y les recordó que los derechos de los procesados -en este caso, los acusados de ayudar a las Farc- no son los únicos que se deben tener en cuenta: están también los de las víctimas de los numerosos crímenes del grupo guerrillero.


Santos se refirió, además, a un fallo del Consejo de Estado que condenó a la Nación por lo ocurrido en Las Delicias, un puesto avanzado de las Fuerzas Armadas en zona de guerra, defendido por poco más de cien militares y atacado en 1996 por más de 400 guerrilleros. Yo estoy de acuerdo en que hay una responsabilidad política en las autoridades de la época, que no dotaron a la Fuerza Pública de los elementos necesarios para enfrentar el desafío terrorista y permitieron que, en ese periodo, las Farc crecieran y ganaran batallas como nunca. Pero de ahí a condenar al mando militar por lo ocurrido, hay mucho trecho.


Para Santos, el argumento de que, al instalar la base en zona de guerra, los comandantes pusieron en peligro a la tropa es ridículo, pues querría decir que la única forma de proteger a los soldados y policías en un estado de guerra es dejarlos en los cuarteles. El fallo me hace pensar en la pregunta que un periodista le hizo en 1993 al entonces ministro de Gobierno, Fabio Villegas, tras un feroz ataque guerrillero en Antioquia: "Ministro, ¿por qué mandan a los soldados justo allá donde hay guerrilla?".


No soy de los que piensan que en las altas cortes hay un complot contra las instituciones y a favor de la guerrilla, como dicen algunos exaltados. Pero sí creo que hay sesgos y un inocultable antiuribismo. Esos magistrados se equivocan al creer que, al desconocer la validez probatoria de los computadores de 'Reyes', golpean a Uribe. Al contrario, lo fortalecen, pues terminan por darle la razón en su discurso contra la actitud de los altos tribunales.


Después del fallo de la Corte sobre los PC de 'Reyes', hay muchos más colombianos que piensan, con Uribe, que mientras el alto tribunal considera casi como prueba indiscutible cualquier dicho de un jefe paramilitar contra un político, desconoce las evidencias contundentes que salen de los archivos digitales de 'Reyes', validados por la Interpol y que, desde febrero del 2009, son objeto de estudio por parte de la Corte Penal Internacional, que no ha desconocido su utilidad jurídica. Ojo, señores magistrados, que, por cuenta de su fallo, Uribe les anda diciendo a muchos: "Yo les dije...".


mvargaslina@hotmail.com

El Tiempo – Bogotá - Colombia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.