ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#pega PELAEZ Y GARDEAZABAL nov 21" en Spreaker.

PETRO QUE LADRA NO....

18 de marzo de 2012 | OPINIÓN | Por: CRISTINA DE TORO R.

Con los salvajes y demenciales episodios del pasado 9 de marzo en Bogotá, quedaron en evidencia, no solamente, los graves problemas del transporte público que está padeciendo esa ciudad, sino también los de cultura ciudadana y los de gobernabilidad.
Cuatro emisiones diarias de noticieros en los canales nacionales, 7:00 a. m., 12:30 p. m., 7:00 p. m. y 11:30 p. m. en los que cambian de presentador para repetir la misma noticia a mañana, tarde y noche, y cuyos contenidos están destinados, casi en su totalidad, a hablar sobre los problemas de la ciudad capital (el resto habla de farándula o bien, promociona la programación de sus respectivos canales), y en los que prácticamente a diario nos mostraban todos los tropiezos y las permanentes arremetidas en contra del servicio del transporte Transmilenio, hacían predecible lo acontecido.

Sí, porque una ciudad en la que pareciera que las modificaciones no son posibles conseguirlas con base en propuestas y consensos, en donde se había vuelto habitual que cualquier perico de los palotes expresara su inconformidad con ese, o con cualquier otro servicio de la ciudad, arrojándoles piedras a los buses articulados o dañando estaciones; o bien, obstruyendo con pancartas y arengas sus vías, etc., estaba condenada a que, tarde o temprano le sobreviniera una batalla campal que hiciera colapsar toda la red.

Lo curioso es que todos los sistemas de transporte masivo del mundo (Nueva York, Tokio, Buenos Aires, Medellín, etc.); trenes BRT (sigla en inglés para Bus de Tránsito Rápido), tranvías, metros, etc., son objeto de las mismas quejas y reparos por parte de los usuarios.

Como las ciudades están en permanente crecimiento sus sistemas siempre se quedan cortos y vienen las congestiones en horas pico, los sobrecupos y las demoras en las frecuencias; largas filas para compra de tiquetes, estrujones, robos, etc.

Sin embargo, los usuarios al protestar no los destruyen porque, son conscientes de que los daños empeoran el servicio y los más perjudicados van a ser ellos mismos.

Infortunadamente, en Bogotá, amén de todas las dificultades que por cuenta del incumplimiento en la entrega de algunas de las obras del ensanche del sistema están padeciendo, hay que sumarles la notoria falta de comportamiento cívico de los usuarios y la indolencia e ineptitud de sus gobernantes.

Y es que el cuentico ese de que "como en Bogotá lo que menos hay son bogotanos y por eso la ciudad no tiene dolientes", hace rato que dejó de ser excusa para no tener cultura ciudadana.

En Medellín, por ejemplo, como sucede en todas las ciudades grandes del país y del mundo, residen miles y miles de personas provenientes de otras latitudes y todos nos hemos visto forzados a aprender una serie de valores, actitudes y reglas mínimas para facilitar la convivencia y la manera como nos relacionamos con nuestra ciudad, enseñanzas que además, como la de la cultura metro, constantemente nos tienen que recalcar.

Ahora bien, independientemente del oscuro tejido político, de las peleas que hay entre los distintos movimientos de izquierda y de los tenebrosos organizadores que al parecer están detrás de los desafortunados incidentes, quedó claro que al señor Petro le falta capacidad y conocimiento para regir los destinos de la capital.

¿Por qué será que el enérgico y vehemente exsenador; el sabio, valiente y soberbio excandidato presidencial, aquel que dominaba toda la problemática nacional y local, ahora se ampara tras del Twitter?

No será propiamente porque, Petro que ladra no....

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.