ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"pega,PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 25" en Spreaker.

Interbolsa: se viene el debate

 OPINIÓN | Por: MAURICIO VARGAS | Publicado: nov.12, 2012 
La quiebra de la mayor comisionista de bolsa, vinculada con altos funcionarios, un enredo que apenas comienza.
Importantes accionistas de la compañía estuvieron entre los mayores contribuyentes de la campaña presidencial de Santos, con más de 100 millones de pesos de aporte.
A las tres de la madrugada del 2 de noviembre, cuando, ante la crisis de iliquidez de Interbolsa, el superintendente financiero, Gerardo Hernández, ordenó la toma de posesión de la comisionista, hizo lo correcto. Ante el incumplimiento en obligaciones por más de 20.000 millones de pesos con el BBVA, al Gobierno no le quedaba más remedio, y ni al Súper, ni al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ni al presidente Juan Manuel Santos les tembló el pulso para actuar.
Las dudas, a las que ya se refirió el exministro Rudolf Hommes en su columna del viernes en este diario, no tienen que ver con esas horas, cuando la compañía ya no tenía salvación. Tienen que ver con la falta de acción oficial durante los meses anteriores. Que Interbolsa enfrentaba problemas para cumplir pagos era un secreto a voces en el mundillo financiero. Una firma que se convirtió en número uno a punta de llevar el riesgo al límite se había pasado de la raya, repetían esas voces.
Hay evidencia de que el equipo económico intentó evitar la intervención hasta el último momento, como en principio le corresponde. Las decisiones de intervenir y luego, ante la tozudez de las cifras, de liquidar la firma, fueron el recurso final. Pero esa prudencia de tantas semanas va a ser ahora objeto de suspicacias, debido a los vínculos de la firma y de algunos de sus socios con la administración Santos.
Importantes accionistas de la compañía estuvieron entre los mayores contribuyentes de la campaña presidencial de Santos, con más de 100 millones de pesos de aporte. Juan Carlos Echeverry, Minhacienda durante los dos primeros años de Santos, fue miembro de la junta de Interbolsa hasta poco antes de posesionarse. Hace un año, en su columna de Semana, Daniel Coronell cuestionó un decreto de Echeverry sobre factoring, que pudo favorecer a Interbolsa. Echeverry dijo que planteó al Consejo de Ministros un impedimento en el tema de Interbolsa, que el Consejo no aceptó. En ese momento, Santos decidió que Echeverry no había hecho nada malo y lo mantuvo. El actual viceministro de esa cartera, Germán Arce, trabajó en la firma. El director del Departamento de Prosperidad Social, Bruce Mac Master, que fue vice de Hacienda, mantenía, desde la compañía Inverlink de la que fue socio, una alianza estratégica con Interbolsa. Y, según me confirmó una fuente del Gobierno, el exministro de Ambiente y hoy negociador de Paz, Frank Pearl, muy cercano a la compañía, intentó en las horas críticas interceder para que un gran banco asumiera parte de las operaciones de Interbolsa.
Aunque la actuación final del Gobierno haya sido la correcta, el debate que se viene, en los medios y en el Congreso, apunta a si faltó intervención oficial y del mecanismo autorregulador de la bolsa en los meses anteriores. Mientras se quebraba una de las compañías hermanas de Interbolsa y la firma seguía con audaces operaciones sobre las que banqueros y agentes del mercado tenían serísimas dudas, ninguno actuó. Hay otros cuestionamientos: esta firma era una de las mayores colocadoras de deuda pública del Gobierno, representada en los títulos de tesorería (TES), en un tema que hace algún tiempo investigaba la Contraloría. De hecho, la gran preocupación del ministro Cárdenas en las horas previas a la intervención, era convencer a un banco importante de hacerse cargo de esos TES.
Y un dato final que es posible que surja como interrogante en el debate: ¿manejaba Interbolsa fondos personales de alguno o algunos altos funcionarios del Gobierno, o de sus empresas familiares? ¿Van esos funcionarios a resultar damnificados? ¿Van a unirse a la ola de demandas contra el Estado -que pagaremos los contribuyentes- de parte de los perjudicados, por un hueco calculado en decenas de miles de millones de pesos? El debate apenas arranca.

Mauricio Vargas
mvargaslina@hotmail.com

1 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.