ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"# PEGA, PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 26" en Spreaker.

¿SE ESTÁ MADURANDO SANTOS?

OPINIÓN| Por: CRISTINA DE TORO| Publicado: mayo 19, 2013 
El cuentico ese de que "quiere que la paz sea reelegida" hace parte de su vulgar manipulación del tema de la paz. El presidente Santos ha explotado a tal punto ese asunto que, hasta un evento meramente religioso como la canonización de santa Laura Montoya, fue utilizado con fines políticos.
Calificar de "enemigos", de "guerreristas", de gestores de "propaganda negra" a quienes hemos cuestionado el proceso de La Habana, fuera de calumnioso, es temerario, porque nos expone peligrosamente.
“Para evitar suspicacias, quiero en esta misma ocasión decirles que sí deseo, clara y firmemente, que las políticas que hemos promovido continúen más allá del 7 de agosto de 2014". "Quiero que la paz sea reelegida". "Seré respetuoso sobre las reglas de juego y por lo tanto no tomaré ninguna decisión formal sobre mi futuro sino hasta la fecha indicada en la Ley 996 de 2005".
¡Vaya por Dios… Definitivamente, el presidente Juan Manuel Santos es un caradura o nos cree más tontos de lo que somos.

"Clara y firmemente" sabíamos que el Presidente estaba buscando su reelección. De hecho, ha estado en campaña desde el día mismo de su posesión.

A qué obedece, si no, esa constante preocupación por los resultados de las encuestas de opinión que, dicho sea de paso, no le ha permitido gobernar porque, cualquier anuncio o ejecución que no sea de buen recibo y pueda afectar su índice de favorabilidad, inmediatamente es "reculado". Utilizo ese término porque es un verbo que utiliza y, sobre todo, practica con frecuencia el Presidente.

Y la permanente y desmesurada promoción de su gobierno, que está costando miles de millones de pesos ¿qué objeto tiene? Y ¿las casas que regala como si fueran hechas con plata de su bolsillo y no con la de los contribuyentes?

Lo que no es claro ni firme es cuáles son las políticas que quiere que continúen más allá del 7 de agosto del año entrante. No hablará de la de Seguridad, puesto que el país cada vez está más vulnerable a los embates de los narcoterroristas (Farc, ELN, bacrim y delincuencia común). De Justicia, Educación y Salud, con sus fallidas reformas, tampoco. De política de desarrollo con las locomotoras varadas y la Económica, con un crecimiento cada vez más lento, imposible. Me imagino, entonces, que se refiere a la política de Relaciones Internacionales, a esa amistad que ha logrado consolidar con los gobiernos castrochavistas con quienes tiene hipotecado el proceso de paz. Ni pensar lo que nos espera de seguir por ahí.

Ahora bien, el cuentico ese de que "quiere que la paz sea reelegida" hace parte de su vulgar manipulación del tema de la paz. El presidente Santos ha explotado a tal punto ese asunto que, hasta un evento meramente religioso como la canonización de santa Laura Montoya, fue utilizado con fines políticos. Para él, la canonización fue "una señal poderosa" para el momento que vive Colombia (léase, para el proceso de paz); "el papa quiere la paz para Colombia" (léase, apoya el proceso de paz). Nada más obvio, el papa Francisco, como cualquier otro papa, quiera la paz para Colombia, paz para el mundo entero, lo mismo que quieren la paz esos a quienes el presidente Santos ofensiva e irresponsablemente nos llama: "los enemigos de la paz".

Calificar de "enemigos", de "guerreristas", de gestores de "propaganda negra" a quienes hemos cuestionado el proceso de La Habana, fuera de calumnioso, es temerario, porque nos expone peligrosamente. Presidente: ¡Mida sus palabras… Porque se está pareciendo mucho a su vecino.

Los verdaderos enemigos de la paz han sido y seguirán siendo los narcoterroristas y la corrupción. Todos los servidores públicos que ponen sus intereses personales (dinero, títulos, premios, etc.) por encima de los de la comunidad. ¿Se está Madurando Santos?

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin  y no siempre reflejan la opinión o posición de LA OTRA MITAD DE LAS VERDADES A MEDIAS.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.