ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA, peláz y gardeazábal,agosto 16" en Spreaker.

¿Hay un cartel de filtraciones e interceptaciones?

9 de diciembre del 2010 | ENTREVISTA| Por Ana Mercedes Gómez Martínez y el Equipo de Dirección

Manuel Saldarriaga | En el caso de nuestro Gobierno ha habido falta de garantías en algunos sectores de la Justicia, aseguró el exPresidente
EL EXPRESIDENTE URIBE se pregunta quién tiene interés en esas interceptaciones y filtraciones. ¿Quién es el autor intelectual?
En la segunda parte de la entrevista exclusiva con el exPresidente Álvaro Uribe Vélez, él habla específicamente de que no tuvo información directa sobre filtraciones e interceptaciones. Entre ellas, las que sindican a la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado, actualmente asilada en Panamá. Los informes respectivos nunca los recibió la Presidencia de la República.

¿Usted cree que podría haber un negocio de filtraciones o una especie de cartel de las filtraciones?

"Desde hace mucho rato se ha venido hablando de eso, de un negocio del cartel de filtraciones. En cuanto a las interceptaciones telefónicas se han conocido varias. Por ejemplo, esas llamadas entre ese agente de la DEA y el magistrado auxiliar Iván Velásquez, que se llevó a la revista Semana con el propósito de sacrificar a nuestro Gobierno. Hasta hoy sigue sin responderse, mi reclamo sigue sin respuesta. ¿Quién es el autor intelectual? También se conocen interceptaciones a llamadas telefónicas mías, incluso a una conversación con el presidente de la Corte. Por fortuna, yo había mandado unos días antes a la Comisión de Acusaciones un memorial que se refería a esa llamada. Y lo que aparece en esa grabación, ilícita, coincide con la versión que yo le había dado a la Comisión de Acusaciones sobre esa llamada. Es más, a mí me dice el General Naranjo: 'vengo de una reunión con la Corte, allá prácticamente lo están acusando de amenazas contra la Corte'. Yo llamo muy preocupado al Presidente de la Corte, y él me dice que, por el contrario, está muy agradecido por todo el esfuerzo del Gobierno en la seguridad de ellos, etc. Y esa llamada se publica como otras llamadas mías. Entonces, ¿quién hizo esas interceptaciones? El vicepresidente Santos y otras personas del Gobierno denuncian que a ellos los interceptaron. ¿Quién tenía interés en esas interceptaciones? Ahora, hubo unas interceptaciones involuntarias. Por ejemplo, en el caso de la Policía, por lo que salieron muchos generales de la institución. Publicaron una conversación de Carlos Gaviria y Claudia Gurisatti. La explicación que me dio la Policía a mí es que ahí no había ningún interés de interceptación, que era una campaña política y le estaban dando protección al candidato. Entonces, en esa zona de protección se utilizan medios técnicos para evitar atentados contra el candidato, y uno de esos medios interceptó esa comunicación.

Sin embargo, cuando revelaron esas interceptaciones de la Policía, renunció el Comandante de la Policía, el Jefe de Inteligencia y renunciaron nueve generales de la República. Nuestro Gobierno nunca promocionó interceptaciones ilegales y tampoco las toleró.

A mí me han dicho: que interceptaron a una u otra persona. ¿Por qué no me especifican a qué persona? Porque en el caso de la Senadora Piedad Córdoba, el doctor Andrés Peñate ha sido muy claro en decir en cuáles casos le pregunté yo por la senadora Córdoba. Sí, yo pregunté por ella cuando ella denunció que había un crimen de Estado, que había muerto uno de sus asesores, ¿cómo no iba a preguntar yo por eso? Eso me conmocionó, incluso hablaron con ella a instancias mías, por su seguridad. El cadáver del señor apareció en Monserrate. Todo indica, se dijo en su momento, que estaba haciendo ejercicio y que fue un accidente. Nos habían señalado como responsables de un crimen de Estado. ¿Cómo no voy a preguntar por la senadora Córdoba, cuando ella en México dice que este es un gobierno paramilitar, un estado mafioso? ¿O cuando fue a decir a Estados Unidos que como este es un Estado mafioso cómo van a firmar el TLC? Ahí están los casos en los que yo pregunté por ella.

Una cosa es preguntar, otra cosa es sugerir una interceptación ilegal. Yo le pregunto: a mí me acusan de que había contratado en 2003 al paramilitar Tasmania para que matara al paramilitar Memín. Yo pregunto por eso. Le pregunto al DAS, le pregunto a la Fiscalía, le pregunto a la Corte Suprema de Justicia. Para eso llamé yo al Presidente de la Corte Suprema de Justicia. ¿Cómo no voy a preguntar por eso? O lo que ha dicho César Mauricio Velásquez cuando unos medios de comunicación pública hacen un escándalo contra un sector de magistrados, diciendo que estaban penetrados por el narcotráfico y mencionando al señor Ascensio Reyes, a otro señor Giorgio Sale, que está extraditado. La prensa se vuelca contra la Presidencia a ver qué información teníamos nosotros. Entonces, dice César Mauricio Velásquez que él, como Jefe de Prensa de la Presidencia, le preguntó a todas las instituciones qué se sabía de eso. ¿Cómo no se puede preguntar por eso? Yo creo que Bernardo Moreno cumple su deber al preguntar por eso. Mario Aranguren cumple su deber al analizar unos reportes financieros sospechosos. El reporte financiero sospechoso lo tiene que analizar la Uiaf (Unidad de Información y Análisis Financieros), cuyo titular era Mario Aranguren, ya sea que involucre a magistrados o involucre al Presidente de la República. Porque en la Corte y algunos órganos de Justicia me dijeron que la Uiaf no podía analizar reportes financieros que involucrara magistrados, porque esa atribución es de la Comisión de Acusaciones (de la Cámara de Representantes). Mi respuesta en esa reunión fue: no solamente debe analizar los reportes financieros que tienen que ver con magistrados sino los que llegaren a involucrar al Presidente de la República. Otra cosa distinta es que si encuentra un motivo de investigación, traslade a la Comisión de Acusaciones (de la Cámara) para que la Comisión haga la investigación de alcance judicial. En fin, habría tanto de qué hablar, pero si ustedes me quieren preguntar por listas de personas por las cuales yo pregunté, así como les dije lo de la Senadora Piedad Córdoba, yo con mucho gusto se los diría".

El lunes 6 de diciembre, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) dijo que con los asilos, es decir en el caso de la señora María del Pilar Hurtado, podrían quedar en la impunidad "las graves acusaciones de espionaje cometidas en contra de periodistas y de medios de comunicación en Colombia". ¿Cuál es su concepto sobre la SIP y en especial sobre esas acusaciones?

"Me parece muy grave que la Sociedad Interamericana de Prensa diga eso, porque ellos sintieron durante ocho años nuestra protección a la libertad de prensa. Cuando yo llegué a la Presidencia se habían dado años en Colombia con 15 periodistas asesinados. En los últimos tres años del Gobierno nuestro fueron asesinados tres periodistas: uno en el sur del Cauca, por un grupo terrorista. La Policía me informó que los autores fueron puestos presos. Y otros dos periodistas por causa de atracos y de crimen común. Los periodistas colombianos sintieron una gran protección en nuestros años de Gobierno. Los periodistas más ácidos en su oposición a nuestro Gobierno tuvieron protección de las autoridades competentes dirigidas por el Presidente de la República. La Sociedad Interamericana de Prensa no debería olvidar eso.

Segundo, yo quiero que la Sociedad Interamericana de Prensa relate un solo caso de persecución nuestra a periodistas. Yo reto a la Sociedad Interamericana de Prensa a que diga qué caso de persecución a periodistas hubo en nuestro gobierno.

¿Que el señor Holman Morris? Yo enfrenté en público al señor Holman Morris porque él violó un reglamento que se había acordado con la Cruz Roja Internacional (CICR) para garantizar la liberación de unos secuestrados, y él se entró a una zona de las Farc, a conversar con las Farc, el día antes de la liberación de esos secuestrados. Yo eso lo denuncié. Eso no es persecución al periodista, eso es la defensa de unas disposiciones para garantizar la libertad de unos secuestrados, sin poner en riesgo las políticas de orden público.

El señor Holman Morris después dijo que el gobierno nuestro había gestionado ante el gobierno de Estados Unidos para que le quitaran la visa. Inclusive, luego reclamó en la Presidencia de la República que le ayudaran para que le restituyeran la visa. El gobierno nuestro jamás intrigó para que le quitaran la visa a él o a otros y, segundo, ¿por qué vino a la Presidencia de la República a pedir ayuda para que le restituyeran la visa?

Yo sí pido que la Sociedad Interamericana de Prensa diga con absoluta claridad a qué periodista nuestro gobierno persiguió, porque para mí es una cuestión de honor defender las libertades. Yo he sido un combatiente con las ideas, pero así como siempre salgo a defenderlas, nunca he pensado que la manera de defenderlas sea coartando la libertad de la contraparte.

Cuando la Sociedad Interamericana de Prensa se refiere a los asilos, debería considerar lo siguiente: cuando yo llegué a la Presidencia aquí estaba, recientemente asilado, don Pedro Carmona. El Gobierno de Venezuela pedía que se revocara ese asilo, aduciendo que estaba asilado por terrorismo. Aquí lo habían asilado por otras consideraciones. Nunca revoqué ese asilo.

Estaba asilado Álvaro Leyva en Costa Rica, pedido por la Fiscalía colombiana por delitos comunes. Nunca le pedí al Gobierno de Costa Rica que revocara ese asilo. Está asilado el periodista William Parra en Venezuela, no obstante que está requerido por la Justicia colombiana. ¿Qué dice la Sociedad Interamericana de Prensa sobre eso?, ¿Qué dice la Sociedad Interamericana de Prensa del asilo en Nicaragua del terrorista Granda, que ha fungido como el Canciller de las Farc? ¿O de la protección a algunos prófugos de la Justicia colombiana en otros países? Protección que aprovechan desde allá, no solo para eludir nuestra justicia, sino para hacer cualquier clase de acusaciones injustas contra exfuncionarios de nuestro Gobierno.

La señora exdirectora del DAS está asilada. Y es un caso, en que, para nuestro gobierno, ha habido falta de garantías en algunos sectores de la Justicia.

Es muy fácil que por negociar una reducción de penas, los que están en la cárcel, ahora simplemente sometidos al principio de oportunidad, digan que eso lo ordenó la directora (del DAS), María del Pilar Hurtado. Y ella siempre me dijo a mí que nunca había ordenado acciones ilegales. Ahora todos buscan que les reduzcan las penas acusando a la Señora (Hurtado) y han hablado de que tienen unos informes que mandaban a la Presidencia, y es una costumbre desde antes de nuestra llegada, unos informes de rutina que el DAS mandaba a la Presidencia, creo que a la Policía y al Ministerio de Defensa. Estos informes, sobre estos temas, nunca los recibió la Presidencia, inclusive lo de las grabaciones. El contenido de las grabaciones lo conozco por publicaciones de prensa, como esa publicación del 31 de octubre en el periódico El Espectador”.

Usted dijo que ha conocido esas interceptaciones por la prensa, por El Espectador....

"Conocí el contenido de las grabaciones por las publicaciones que hace El Espectador . En algunos casos, El Espectador pone eso entre comillas; en otros casos, dice que es interpretación de los propios funcionarios".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.