ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA, peláez y gardeazábal,junio23" en Spreaker.

Santos debe explicar qué es la extrema derecha: Enrique Gómez

19 de Junio de 2011 | NOTICIA | Por: Caracol Radio

Es apresurada la tesis del presidente Juan Manuel Santos señalando a la extrema derecha como autora del petardo del jueves en la noche, sobre la estatua de Laureano Gómez.
El abogado Enrique Gómez Martínez, sobrino del asesinado dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado, dijo que es apresurada la tesis del presidente Juan Manuel Santos señalando a la extrema derecha como autora del petardo del jueves en la noche, sobre la estatua de Laureano Gómez.

"Es apresurada a menos que el Presidente expliqué que es la extrema derecha, porque si son los paramilitares y estos son 'Los Rastrojos', me parece que puede tener algo de credibilidad, pero de todos modos es una versión precipitada", dijo.

Gómez dijo que sin duda todo está relacionado con las amenazas, seguimientos e intimidaciones por las investigaciones sobre el asesinato de Gómez Hurtado y por las cuales debió salir su hermano Miguel, representante a la Cámara, quien enviaron mensajes muy claros.

"En el mismo sitio se puso el 2 de junio una bomba seis o siete veces más poderosa que la del jueves, que fue desactivada. Pero pasaron 14 días sin que nos dijeran nada las autoridades y ahora, con el nuevo petardo dicen que es la extrema derecha, en lo que me parece precipitado", sostuvo.

Gómez Martínez, parte civil en el proceso por el asesinato de su tío, dijo que son varios los testigos que están amedrentados para esclarecer el crimen, incluso varios capos del cartel del Norte del Valle, y que se acercan a la versión según la cual el gobierno del presidente Ernesto Samper estaba involucrado.

Las versiones del crimen

Según Gómez, luego de varios años de desviaciones, manipulaciones y abandono del expediente por el asesinato ocurrido en 1995, surgieron nuevas hipótesis todas ellas muy cercanas a la entregada por Hernando Gómez, alias 'Rasguño', narcotraficante extraditado a Estados Unidos y quien esta semana ratificó sus sindicaciones.

Hacia 2004 surgió una nueva hipótesis que evidenció Fernando Botero Zea, exministro de Defensa de Samper, quien señaló que la muerte de Gómez fue una cortina de humo que debía representar un acto contundente que ahogara la crisis del expediente ocho mil.

"La versión de Botero empata casi perfecto con la que ha dado alias Rasguño y que este ha ratificado. Pero además de otros testigos, muchos de los cuales están con miedo. Teníamos la esperanza de tener el testimonio de otros capos del cartel del Norte del Valle, también extraditados, pero oficialmente sabemos que no lo harán por miedo a represalias con su familia en Colombia", sostuvo.

"Los mismos capos oficialmente a través del gobierno de Estados Unidos han manifestado que el caso de Álvaro Gómez es un caso para no tocar", dijo el abogado, quien agregó que el asesinato de un sobrino de Rasguño, en enero pasado en Cartago, es simbólico por el mensaje que le envían a quienes quieren colaborar con la justicia.

Las amenazas a la familia

La familia Gómez Martínez prepara un libro sobre el asesinato de su tío, titulado '¿Por qué lo mataron?', tras reconstruir y ordenar el voluminoso expediente judicial de más de 150 mil folios.

Los sectores involucrados por los testigos de los hechos comenzaron a amenazar a los miembros de la familia, que conocieron de lo que el representante Miguel Gómez denominó 'seguimientos electrónicos'.

Una grabación llegó a la residencia en la que se demuestra que se ha hecho un rastreo a las telecomunicaciones de la familia, en especial del congresista. Según Enrique, en una de las conversaciones uno hombre pregunta directamente por Miguel y su interlocutor responde que 'acaba de salir', lo que quiere decir que el seguimiento es continuo.

"Nos dicen los expertos que por los seguimientos electrónicos pueden ubicarnos geográficamente a cada uno de nosotros. Interpretamos que la bomba a la estatua del abuelo Laureano, que es una cabeza, el mensaje es que le van a dar a la cabeza política de la familia, que en el momento es Miguel", señaló Enrique.

Ante la Fiscalía fueron entregadas todas las evidencias de las amenazas e incluso la grabación que fue enviada expresamente a la residencia. "Esperamos que el próximo lunes me acepten como parte civil en el proceso", dijo Enrique, quien afirmó que fueron los familiares quienes convencieron a su hermano de viajar al exterior como medida preventiva.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.