ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA, peláez y gardeazábal,junio23" en Spreaker.

Cambio de mando, urgente

17 de Julio de 2011 | OPINIÓN | Por: Carlos Andrés Pérez
Santos se creyó el cuento de que su buena mano para las cartas puede traspasarse al orden público y cañar con un par de ases cuando en realidad son tres o cuatros.

Dicen que el presidente Juan Manuel Santos no quiere entregar en bandeja de plata la cabeza de los dos hombres responsables de la seguridad en el país: el almirante Édgar Cely y el ministro Rodrigo Rivera. Santos se creyó el cuento de que su buena mano para las cartas puede traspasarse al orden público y cañar con un par de ases cuando en realidad son tres o cuatros.

La realidad es muy diferente al juego de cartas en donde la percepción que logre inocular en los contrincantes sí puede hacer ganar una partida. Aquí los hechos son contundentes: Cauca ha vivido una de las semanas más angustiantes en los últimos años, ataque tras ataque a puestos de la Policía y a la población civil han hecho que el tema traspase nuestras fronteras y en los Estados Unidos -donde Santos ruega por el TLC-, tengan que salir a recordarle al mundo entero que las Farc siguen siendo una amenaza.

Cely se desplazó a la región "por tiempo indefinido" como dijeron desde su oficina, para liderar la estrategia contra el grupo terrorista. Sin embargo parece que el show mediático de la rueda de prensa y de apelar al nacionalismo para buscar respaldo a su gestión y a la de Rivera, no dio frutos: al día siguiente volvieron a atacar y han continuado.

¡Qué poco respeto le tienen, almirante!

Así como al ministro Rivera (al que los mismos militares llaman Riverita) se lo han pasado por la faja desde el inicio del mandato, ahora las Farc empiezan a jugar estrategias que harán perder la credibilidad de los mandos militares. ¡Y eso sí que es grave!

Pero es que además qué autoridad tienen estos dos personajes si su comandante en jefe, el presidente Santos, no termina de dar un tropezón en materia de seguridad cuando ya está dando otro: decir que "cualquier casa que sea utilizada por los terroristas" será destruida, recuerda la salida del esposo infiel que vende el sofá donde su mujer lo engañaba.

Y de remate, en el manejo improvisado de la seguridad, se filtró la información (que ojalá no sea verdad) del inminente nombramiento de Juan Carlos Pinzón como nuevo ministro de Defensa; quien muchos méritos debe tener, pero no los suficientes para tomar las riendas que están supremamente flojas, aunque Rivera se jacte diciendo: "Los números y las estadísticas nos muestran que tenemos avances en casi todos los frentes". ¿En qué país, Ministro?

Presidente, si un ministro no dura un año completo, no hay problema. No tiene que esperar hasta el 7 de agosto (como se ha dicho) para hacer el cambio, pero si al fin abre los ojos y decide sacarlo, piense muy bien a quién le va a entregar la conducción de uno de los temas más importantes para los colombianos. Pinzón no es el hombre.

Twitter: @carlosaperez

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.