ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#PEGA,peláez y gardeazábal,oct 17" en Spreaker.

La justicia como arma de venganza

4 de agosto de 2011 | OPINIÓN | Por: Cristina De Toro R.
La Fiscal Morales, sin el más mínimo asomo de pudor se atrevió a decir "le cumplí al país", cuando de todos es sabido que su obligación es la de cumplir con la verdad y con las leyes, sin hacer alardes ni aspavientos…
Francamente repugnante el espectáculo politizado y mediático que está ofreciendo la justicia a la hora de juzgar a los exfuncionarios del pasado gobierno y, muy particularmente, en el juicio al exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias Leyva.

Es muy preocupante que algunos fiscales, jueces y magistrados estén utilizando la justicia con propósitos diferentes a los de castigar a quienes quebrantan la ley.

Que la estén usando no solamente con fines políticos sino, también, para descargar odios y como arma soterrada de venganza.

Sucios objetivos que, gracias a la complicidad de algunos medios de comunicación que se encargan de divulgar información de manera sesgada y que profieren condenas anticipadas, se consiguen con mucha facilidad, puesto que cualquier fallo que emita la justicia, por duro que sea, siempre va a coincidir con los linchamientos de ese público que ha sido previamente estimulado.

Eso es lo que está sucediendo con el exministro Andrés Felipe Arias, a quien no solamente le están pasando factura por sus pretensiones políticas sino que, además, le están pasando la cuenta de cobro del expresidente Álvaro Uribe Vélez, cuenta que viene de parte de sus adversarios políticos por haberlos tenido al margen de su gobierno durante ocho años; de un importante sector de la refinada prensa bogotana (la que denunció y a su vez distorsionó y condenó la irregularidad presentada en el programa Agro Ingreso Seguro), que no soporta a los antioqueños con su idiosincrasia montañera; y también, de parte de la Corte Suprema de Justicia, por el atrevimiento de haber mandado investigar las cuentas bancarias de algunos de los magistrados, luego de sus entretenidas y lucrativas andanzas con personajes de la mafia nacional e internacional.

Infame, además, el espectáculo mediático que de un tiempo para acá viene organizando la justicia, espectáculo que en el proceso del exministro Arias tuvo como gran protagonista a la Fiscal General de la Nación, señora Viviane Morales, quien dicho sea de paso, proviene del sector político más corrupto y discrepante del expresidente Álvaro Uribe y quien, cuando se desempeñó como Representante a la Cámara, fue una de las más ardientes defensoras del expresidente Ernesto Samper (el más aciago y nocivo presidente que jamás hayamos tenido).

Que la Fiscal General de la Nación, de manera temeraria y con evidente abuso de poder, haya acusado al exministro de "delincuente de cuello blanco", sin tener en cuenta que todo colombiano tiene derecho a la presunción de inocencia hasta tanto se le juzgue y se le demuestre lo contrario, y que haya dicho que al señor Arias Leyva se le debe considerar como una "persona peligrosa" para la sociedad, es un inmenso despropósito.

Ahora bien, como si lo anterior no fuera suficiente, cuando terminó la audiencia de imputación de cargos, la Fiscal Morales, sin el más mínimo asomo de pudor se atrevió a decir "le cumplí al país", cuando de todos es sabido que su obligación es la de cumplir con la verdad y con las leyes, sin hacer alardes ni aspavientos y, menos aún, pronunciar esas palabras delante de un público que delirante aplaudió cuando el magistrado Orlando Fierro, consideró procedente la petición de medida de aseguramiento contra el exministro Arias.

¡Qué vergüenza y qué miedo lo que estamos presenciando!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.