ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"# PEGA, PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 26" en Spreaker.

Imprudente y arzobispo

30 de noviembre de 2011 | OPINIÓN | Por: PONCHO RENTERÍA
Iglesia, púlpito y política componen un coctel peligroso y lo digo para monseñor Monsalve.
Sería cómico que este columnista criticara a los cardenales católicos por lo que aconsejan a Su Santidad el Papa. Por eso me sonó cómico que Su Reverencia, monseñor Monsalve, arzobispo de Cali, criticara una acción militar del Ejército en la selva profunda del Caquetá. Como fui soldado de artillería, entiendo lo que llaman "patrullaje militar". Y respetuosamente le digo a monseñor que él puede ser erudito en teología y en el Antiguo Testamento, pero ignora las reglas de un "patrullaje militar" en una zona donde disparan tiros mortales. Creo que su reverencia, como pastor de almas, mejor labor haría si se dedica a redimir a las miles de mujeres que sufren en Cali en el amargo oficio de la prostitución.

Iglesia, púlpito y política componen un coctel peligroso y lo digo para monseñor Monsalve. Regio que la Iglesia Católica apacigüe las iras de las Farc. Regio que se ofrezca a servir de mediadora ante la guerrilla, pero sin lanzar frases ligerongas. Regio que la Iglesia y sus jerarcas sean pacifistas, pero que no critiquen, sin ton ni son, las órdenes que da el Presidente a los generales del Ejército. Monseñor, quisiera verlo para pedirle una medallita y contarle qué es un patrullaje militar.

Se hicieron el haraquiri las Farc. Y una joven periodista llamó "estupidez del Ejército, que atacó a sangre y fuego". Al oírla, le envié, por el Twitter de una amiga, esta regañada: "Muy irresponsable tu comentario, porque no hubo ataque militar, fue un encuentro casual en la selva tupida, y la única sangre fue la de los secuestrados acribillados". La autoricé a publicar ese trino, no lo hizo; le dio pena; veo que se hizo autocrítica.

Era yo muy joven y fui vendedor de enciclopedias en Bogotá. Ganaba bien y, de paso, las leía con apetito. Aprendí mucho de ellas. Pero veo que hoy las enciclopedias para bibliotecas públicas son usadas para hacer "chanchullos" y trampas al dinero de ustedes, los pagaimpuestos. Sencillito: las gobernaciones las compran a medio millón, pero la factura llega por tres millones cada una y compran cien por departamento. Picardía que hacen a nombre de la cultura. Hace poco, un ex gobernador de Boyacá y otro del Magdalena fueron destituidos del cargo por pagar, a precio de oro, centenas de enciclopedias. Hoy vemos que en el Valle, al vicegobernador lo han empapelado por comprar, a precio de diamantes, unas enciclopedias. Por favor, no irrespeten las amadas fuentes de cultura haciendo chanchullos. Vivimos en un país muy cómico, porque al serrucho lo adornan con un maquillaje cultural.

1 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.