ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"# PEGA, PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 26" en Spreaker.

La chavetización de Petro

11 de diciembre de 2011 | COLUMNA | Por: MARÍA ISABEL RUEDA
Petro está empeñado en una fusión, que hoy es legalmente imposible, entre las empresas prestadoras de servicios públicos a los bogotanos.

Petro amenaza con que el 1 de enero citará a asambleas de accionistas para cambiar las juntas.

La revelación de los planes del alcalde electo de Bogotá, Gustavo Petro, condujeron al desplome del 20% del valor de la Empresa de Energía de Bogotá. Petro está empeñado en una fusión, que hoy es legalmente imposible, entre las empresas prestadoras de servicios públicos a los bogotanos. Hacerlo requeriría cambiar la ley, algo que desde luego siempre puede hacerse, si logra convencer al Congreso. Pero eso demoraría un tiempito. Por lo que durante sus cuatro años, es bastante improbable que alcance a ver consumada la pretendida fusión. ¿Pero en el caso de que la lograra a las malas, alguien ha entendido para qué quiere hacerla?
Ha mencionado "unir sinergias" para volver más eficientes las plantas de personal. ¿Eso implicaría que quedan unos trabajadores sobrando? Confusamente ha explicado que quiere copiar las EPM de Medellín. Sin embargo, el ejemplo paisa, que a su vez resultó catastrófico en Cali, ya no es imitable en Bogotá. Las EPM son ciento por ciento del Estado, mientras que las de Bogotá son sociedades con capital privado. Y violar los compromisos contractuales que asumieron al salir al mercado podría acarrearle millonarias demandas al Distrito. Luego no es cuestión de que llegue el señor Petro de Alcalde y diga el primero de enero: "es que esto cambió".
Lo raro es que si lo que quisiera hacer Petro fuera fortalecer a la ETB con la plata de la de Energía; o no cobrarles el agua a los estratos 1 y 2, podría hacerlo gastándose las utilidades del Distrito en la EEB, que son bastantes. ¿Por qué se empeña adicionalmente en depredar el valor de las empresas bogotanas?
Para salvar su pellejo en este episodio de pánico económico, Petro anuncia que así le cueste la vida, jamás pondrá el interés público al servicio del particular. Que no nos crea tan pendejos a los bogotanos. Porque el gran perdedor por el desplome de la acción es el propio Distrito de Bogotá, o sea el interés público, que es dueño del 76,8% de las acciones de la empresa. Los que más perdimos con lo de Petro fuimos los bogotanos, incluyendo a los más pobres, porque hoy nuestra empresa ya no vale los 900 mil millones que el mercado pagó por ella. Perdieron particularmente los trabajadores de la Energía, que acudieron entusiastas a comprar 3 mil millones en acciones de la empresa en la que trabajan. Perdieron los fondos de pensiones, es decir, los pensionados colombianos, que suscribieron el 5% de estas acciones. Perdió Ecopetrol, que tiene el 7%, o sea la nación y sus accionistas privados. Y perdieron los más de 9 mil pequeños accionistas que invirtieron en acciones de la Energía los ahorros de su vida. Y claro: también perdió un rico al que se refiere Petro veladamente como si fuera un trofeo de caza, el señor Luis Carlos Sarmiento, que a través de Corficolombiana posee el 4% de esas acciones. Pero como es fácil de apreciar, aquí perdieron más los pobres que los ricos.
Petro justifica sus ligerezas verbales y conceptuales asegurando que a la Empresa de Energía la están privatizando por la puerta de atrás. Eso es mentira. El Distrito valorizó su participación, al introducir nuevo capital a la empresa mediante una operación bursátil que le permite ampliar sus inversiones para subir sus utilidades. Capitalismo puro, si se quiere. Pero bien concebido.
Mientras tanto, Petro amenaza con que el 1 de enero citará a asambleas de accionistas para cambiar las juntas. Que las cite: pero no podrá avasallar la existencia del capital privado en las empresas de servicios. A menos que Petro optara por otra vía más expedita.
No se descarte la posibilidad de que a partir del día de su posesión, en lugar de: ¡Fusiónese! ¡Fusiónese! Petro empiece a gritar: ¡Exprópiese! ¡Exprópiese! Igual que Chávez.
¡SE ME OLVIDA! Maestro David Manzur: toda Colombia lo acompaña en el homenaje que le rinde el Museo de Arte Moderno. Usted honra a Colombia con su vida y con su obra.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.