ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"# PEGA, PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 26" en Spreaker.

Papas calientes

24 de marzo de 2012 | OPINIÓN | Por: MARÍA ISABEL RUEDA

Estamos empezando una nueva etapa de la justicia. Por un lado, con una Corte renovada, menos politizada. Y por el otro, con un Fiscal elegido en propiedad y con vocación de permanencia.

Doctor Montealegre, lo considero. No lo esperan solamente papas calientes.

A juzgar por la rapidez y la seriedad como designó Fiscal al penalista Eduardo Montealegre, en una elección a prueba de sospechas, esta no es la misma Corte que tuvo al país en vilo por razones políticas al negarse a elegir Fiscal.
Pueda ser entonces que estemos empezando una nueva etapa de la justicia. Por un lado, con una Corte renovada, menos politizada. Y por el otro, con un Fiscal elegido en propiedad y con vocación de permanencia, que recibe en sus manos las siguientes papas calientes.
PAPA CALIENTE de los exfuncionarios del gobierno Uribe. "Seré, ante todo, un juez que no tendrá agenda política", prometió Montealegre apenas supo de su elección. Si lo dice con sinceridad, por fin habrá la tranquilidad de que los exministros y demás exfuncionarios del gobierno Uribe con procesos abiertos serán condenados por cohecho solo si lo cometieron. Y ya no habrá disculpas para la búsqueda de los asilos diplomáticos del uribismo.
PAPA CALIENTE de la reforma de la justicia. Montealegre fue asesor de cabecera del proyecto de reforma que el Gobierno presentó ante el Congreso. No debe suceder ahora que, con gratitud por su elección con la Corte, el nuevo Fiscal se distraiga de su deber de atender los aspectos criminales de su cargo y se ponga de mediador político entre la Corte, el Gobierno y el Congreso, para que no le quiten las dañinas facultades políticas de elegir funcionarios, o para que no le impongan un cuerpo de vigilancia que reemplace la inocua Comisión de Acusación de la Cámara. La Corte denuncia a gritos que le quieren quitar "poder". El único "poder" legítimo de la Corte Suprema de Justicia es el que le permita dictar sus fallos y sentencias de manera independiente y oportuna.
PAPA CALIENTE de la ley de justicia y paz: esa ley no está funcionando. Hay 3 mil procesos parados. Solo 4 o 5 de ellos han finalizado con condena de cabecillas de las autodefensas.
PAPA CALIENTE del 'carrusel' de la contratación. Le recomendaría al nuevo Fiscal que revise todos los preacuerdos que hizo y también los que no hizo la anterior Fiscalía, porque sobre ellos recaen delicadas sospechas de interferencias interesadas. El 'carrusel' de la contratación en Bogotá es un proceso emblemático, y debido a ello exige gran eficiencia de la Fiscalía: por primera vez un caso de corrupción alcanza cabezas tan altas de la administración y permite detectar la triangulación vía contratistas y concejales, que sirvieron de motores y de cómplices.
PAPA CALIENTE de las bacrim: es el verdadero desafío de esta etapa de la Fiscalía. Porque la acción de la policía al capturar es inútil si no va acompañada de una efectiva judicialización. Hay una cifra escandalosa: el año pasado, de 57.900 capturas de la policía en virtud de la ley 1453 de convivencia ciudadana, ¡cerca de 45.900 personas fueron devueltas a la calle por diferentes factores de ineficiencia judicial! A ese ritmo, doctor Montealegre, vamos a perder la guerra contra la delincuencia común.
PAPA CALIENTE de la corrupción interna. La Fiscalía no ha estado exenta de ese fenómeno. Los grandes procesos toca traerlos al búnker de Bogotá por la falta de confianza en la tarea que se desarrolla territorialmente.
PAPA CALIENTE de la extinción de dominio. Los escasos procesos que se mueven son sobre garajes u otras propiedades insignificantes, y no sobre los grandes patrimonios de la delincuencia.
PAPA CALIENTE de las detenciones alegres. La pérdida de la libertad debe ser una rigurosa excepción para la gente que está procesada, y no un deporte-vitrina de la Fiscalía. En Colombia debe recuperarse la presunción de inocencia.
Doctor Montealegre, lo considero. No lo esperan solamente papas calientes. Lo esperan papas explosivas. Mire a ver cómo evita que le estallen en las manos.
Había una vez... Cuando se sabía en Colombia cuánto iba a durar un Fiscal. Por increíble que parezca, el período del que empieza todavía es un misterio.

1 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.