ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"# PEGA, PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 26" en Spreaker.

COMENZÓ LA CAMPAÑA

29 de abril de 2012 | OPINIÓN | Por: FRANCISCO SANTOS
No es la extrema derecha en la que ahora pretende encasillar a quienes le reclaman por un regreso al camino que se construyó en los ocho años anteriores.

Es el colombiano de a pie, sensato, que aguantó con resignación y silencio a los malos gobernantes.

Cien mil casas. Y gratis. Germán Vargas Lleras de ministro. "Sí, soy populista", dijo a cuatro vientos esta semana. No importa que nadie le crea y que todo el mundo tenga claro que Santos arrancó la campaña de reelección. La pregunta es ¿por qué lo hace tan temprano?

Es apenas obvio que algo tiene que ver con la encuesta. Nada le duele más al Presidente que una caída de popularidad o que lo comparen con su antecesor. Hoy, sin cumplir la mitad de su período ambas se dan cada vez más. Santos naufraga en un mar de promesas incumplidas, de anuncios que se quedan en nada y de discursos que sin ninguna coherencia ideológica tienen a su electorado por lo menos confundido.

A Santos lo eligió un votante humilde, trabajador, aguantador y que aburrido de como estaban las cosas en el 2002 eligió a Álvaro Uribe . No es la extrema derecha en la que ahora pretende encasillar a quienes le reclaman por un regreso al camino que se construyó en los ocho años anteriores. Es el colombiano de a pie, sensato, que aguantó con resignación y silencio a los malos gobernantes, a los violentos y que, nacionalista y apegado a su región, solo pide seguridad y confianza. Hoy ambas van en franco deterioro.

Pero quizás lo que más aceleró este cambio de gabinete, de tono en el discurso y de populismo económico es que ahora tiene claro que va a enfrentar en 2014 a un candidato uribista con el mismo expresidente al frente de la campaña.

Es más, tiene plan B por si llega a ver que no le alcanza. Esa es la razón de Vargas Lleras en un ministerio con 4 billones de pesos a su disposición.

El problema de Santos es que al apartarse del uribismo se quedó sin cuento. El de las locomotoras no anda. El de la prosperidad no deja de ser un buen eslogan que no tiene resultados concretos, pues la agencia del tema es un desastre y los otros proyectos no son sino enunciados puros.

Lo cierto es que por ahora lo de mostrar es una locomotora económica, herencia de una política fiscal y macroeconómica seria, y una confianza del sector privado que se mueve por inercia gracias a lo que se hizo desde 2002.

En la búsqueda de un cuento anda el candidato-presidente.

¿Hasta dónde irá a llegar por ese nuevo sendero del populismo estrato seis? Aún no lo sabemos. Pero puede con ese discurso hacerle un gran daño a Colombia al legitimar la opción del populismo.

Colombia se ha destacado por nunca caer en las garras de la solución fácil a sus problemas.

Se destaca siempre por ser una nación seria al afrontar sus dificultades. Santos abrió la caja de Pandora, que no sabemos si podrá cerrar.

Dios no lo quiera, en unos años con otro presidente y un populismo rampante en el poder, que tengamos que volver a esta semana para encontrar al verdadero culpable de ese mortal virus que ha acabado con tanta riqueza y prosperidad en nuestra región, y que se instaló en Colombia por cuenta de un presidente que se las dio de Perón o de Chávez tecnócrata para mantenerse en el poder.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.