ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"# PEGA, PELAEZ Y GARDEAZABAL,MAYO 26" en Spreaker.

El clásico caudillo

OPINIÓN | Por: FRANCISCO SANTOS | Publicado: Ene.13, 2013 
El presidente Hugo Chávez en un estado indefinido de salud, desde una habitación de un hospital en Cuba hoy gobierna a Venezuela.
Los venezolanos no saben si está vivo o muerto.

Si respira por cuenta propia o si tiene actividad cerebral. Pero sin posesionarse sigue de Presidente de una nación que parece acostumbrada a los caudillos.
La historia venezolana tiene dos ejemplos en este siglo de dictadores que la única diferencia que tienen con Chávez es que robaron muchísimo menos. Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez son el espejo en el que se debe mirar a Chávez. Es más, Pérez Jiménez, una vez derrocado se refugia en donde su colega dictador Leonidas Trujillo en Santo Domingo algo similar a lo que sucede hoy con Chávez en Cuba y con los Castro.
Ese es el clásico caudillo, como el de ‘El Otoño del Patriarca’ de Gabo o ‘La Fiesta del Chivo’ de Mario Vargas Llosa. Algunos pensábamos que las democracias de nuestro continente habían erradicado las dictaduras. Pero el desperdicio de los adecos y copeianos en Venezuela o las distintas facciones peronistas en Argentina los regresaron. Cristina Kirchner y Hugo Chávez son la continuidad de una historia que va desde Porfirio Díaz en México, Anastasio Somoza en Nicaragua hasta Alfredo Stroessner en el Paraguay.
Como reyes iluminados gobiernan sin ningún control, ningún balance y ningún freno a dos países que se desploman pero que con la soya y el petróleo aún aguantan en el ejercicio egótico y desmedido de poder.
Lo de Venezuela, si no fuera tan dramático, sería para morirse de la risa. Da grima ver a Nicolás Maduro, un vicepresidente, o una marioneta más bien, moverse al compás de unos hilos que se originan en La Habana. O al corrupto y multimillonario presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, creerse heredero natural del caudillo cuando no es más que un gran negociante del poder. Como aves de carroña se alistan para entrar en picada en esa disputa por la sucesión de Chávez.
Y qué tal el chorro de babas con que salió la OEA o el silencio cómplice de este sainete del resto de países. Brasil, el supuesto líder democrático del continente que se rasgó las vestiduras frente un golpe constitucional de Honduras, ahora dice que la posesión física es puro formalismo. ¿Qué tal? Lo de Colombia, mutis por el foro. ¿Se imaginan que esto sucediera con un presidente que no fuera de izquierda? Cada día les doy más la razón a los cubanos en su desprecio por esta organización multilateral continental. La Cidh, que vela por los derechos de todos, ¿tendrá algo que decir? Seguramente no.
Le queda claro a la oposición venezolana la solidaridad continental que pueden recibir, ninguna. Y queda claro el doble rasero que hay en el continente frente a los gobiernos de izquierda y los que no lo son.
Mientras tanto todos sigamos como un culebrón venezolano esperando si el caudillo revive y regresa a terminar el desastre que construyó, o si el otro culebrón el de la sucesión se inicia. Por ahora el gobierno desde la cama, o desde el coma, seguirá manejando a Venezuela. Lo que tampoco está mal pues peor no lo pueden hacer.
¡Qué vergüenza la que vivimos en esta Latinoamérica con gobiernos dignos de las repúblicas bananeras del siglo pasado!
Twitter: @fsantoscal
Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin  y no siempre reflejan la opinión o posición de LA OTRA MITAD DE LAS VERDADES A MEDIAS.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.