ATENCIÓN:
Todos las publicaciones, mensajes y/o comentarios de este Magazine están bajo la
protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU 
Dic 10 de 1948
Escucha"#pega PELAEZ Y GARDEAZABAL,julio 28" en Spreaker.

'La Justicia no puede ser una tortura para las víctimas': Forero

16 de enero del 2011 |  JUSTICIA | Por Sair Buitrago Medina Redactor de Justicia
Hombre clave de la nueva Fiscal considera que los colombianos deben acudir sin miedo a la justicia.

Juan Carlos Forero, quien es considerado uno de los mejores académicos de derecho del país, tendrá ahora, desde el otro lado de la baranda, como Vicefiscal General, la responsabilidad de llevar varios de los procesos de relevancia nacional.
Forero le dijo a EL TIEMPO que una de sus prioridades será evitar que la búsqueda de justicia sea un martirio para los colombianos.

¿Alguna vez ha hecho política?
Nunca. No he apoyado partidos ni he hecho campaña para nadie. No tengo padrino político. Lo que he conseguido ha sido estudiando y trabajando sin descanso.
¿No teme que esos conceptos académicos, que ha hecho durante años, puedan afectar los procesos que ahora va a conocer?
Creo que la crítica es constructiva. He sido profesor 14 años y he tenido conceptos duros a la administración de justicia, a la forma como ha venido operando, pero no pretendía destruir a nadie y creo que eso no va a afectar en nada mi desempeño.
¿Cuál será su papel en la reforma administrativa que ha planteado la Fiscal General?
Me voy a concentrar en la organización de las unidades seccionales y nacionales y, sobre todo, en la capacitación de los fiscales y del CTI. Me interesan dos temas fundamentales: el de la carrera administrativa y las alternativas para tender puentes de entendimiento con los jueces.
¿Qué le preocupa de lo que ha encontrado en la Fiscalía?
Aún no conozco los expedientes, el empalme fue más administrativo; frente a eso, me preocupa mucho la carrera administrativa, a mucha gente no se le ha solucionado su situación laboral y hay una legítima angustia entre los funcionarios, a eso hay que darle claridad rápidamente.
Usted ha escrito sobre el principio de oportunidad, y hay una sensación de que esa figura lleva a la impunidad. ¿Cómo cree que se ha venido aplicando a los vinculados a procesos como las 'chuzadas' y el cartel de la contratación?
Esa es una herramienta valiosa para la Fiscalía, pero hay que darles la garantía de justicia a las víctimas; el principio de oportunidad bien aplicado puede llevar a la verdad. En todo eso no es una rueda suelta, hay un control de un juez que evita abusos y excesos que lleven a la impunidad.
¿Cuáles unidades se van a fortalecer con fiscales e investigadores?
Nos preocupan todos los temas.Tenemos que reorganizar la estructura para poder combatir con la misma fuerza la criminalidad grande y la pequeña. A veces se menosprecia el delito pequeño, pero creo que hay que impulsar de la misma forma los procesos por 'falsos positivos' como los de robos callejeros. La atención a los casos relevantes no se puede traducir en un abandono de los procesos del ciudadano del común.
¿Cómo van a mejorar la atención de las denuncias de los ciudadanos?
Lo estamos estudiando. No será de un día para otro, pero esta administración se compromete a no torturar a los ciudadanos que van a presentar una demanda. Tenemos la tarea urgente de evitar la doble victimización de los colombianos, una persona es víctima de un delito y vuelve a ser víctima cuando intenta lograr justicia. La idea es que el ciudadano debe tener un acceso más fácil y menos traumático a la justicia. No puede la justicia ser un martirio para la víctima.
Usted ayudó a la redacción del código penal acusatorio, ¿cree que se puso en marcha sin la preparación adecuada?
Hay que reconocer que el cambio fue brusco y, aunque se ha avanzado, el sistema tiene que ser ajustado. Hay que reforzar la capacitación de los funcionarios, y fortalecer el CTI. Hay que tener una nueva regulación para hacer más ágil el pequeño delito. Se quejan los abogados y fiscales de que aún hay mucho trámite, a pesar de que el sistema prometía ser más ágil. Todo eso hay que examinarlo y mejorarlo.
¿Cómo ve la utilización de tutelas y otros recursos para eludir la misma justicia?
Esa brecha se está cerrando. Cada vez la Corte Suprema está restringiendo más las tutelas contra sentencias. Obviamente, hay casos en los que se podía dar porque hay errores, pero ese tema, que fue muy grave hace varios años, hoy ha bajado.
¿Qué piensa de la cantidad de leyes que se aprueban cada año?
Pues el problema de fondo es de política criminal y no de tantas leyes. Esa política debe llevar al Estado a tomar medidas para sancionar el delito, pero también a evitarlo. Eso no necesariamente es a punta de cárcel o de leyes.
¿Usted ve que las autoridades hoy están trabajando con los mismos objetivos?
La consigna de la Fiscalía es que no puede haber una imagen de anarquía o de conflicto, por- que, si los delincuentes andan organizados, la administración de justicia también debe estar organizada y unida. Tampoco se puede incentivar el descrédito.
¿Cómo ve esa sensación de armonía entre los poderes que vive el país hace algunos meses?
No puede existir enemistad entre los poderes, porque todas las ramas deben colaborar armónicamente para el desarrollo de la sociedad. El sistema judicial debe estar por encima de los intereses personales.
¿Le sirve más al país ese ambiente, que el que se estaba viviendo el año pasado?
Es que siempre debe ser así. Tenemos que dar prioridad a la justicia. No se trata de que un funcionario tenga simpatía o no.
Se declara impedido
Se abstendrá en el caso de la 'Yidispolítica'
¿Por qué se va a declarar impedido en el caso de Sabas Pretelt, por la 'Yidispolítica'?
Por dos razones. Yo me posesioné como conjuez de la Corte Suprema en ese caso y me parece transparente advertir ese impedimento. Además, emití un concepto académico sobre ese proceso, no como abogado del ex ministro. Lo hice, insisto, como académico, pero igual puede crear un prejuicio sobre la investigación.
¿Cuál fue el concepto?
No, eso me lo reservo.
¿Eso afecta también el proceso contra Diego Palacio y los demás investigados por el despacho del Vicefiscal?
No. Por el momento, solo el caso de Sabas Pretelt, pero la Corte es la que tiene la palabra sobre ese impedimento.

Forero nunca abandonó los salones de clase 

El vicefiscal general, Juan Carlos Forero, nunca ha parado de estudiar y desde sus inicios, cuando cursó la primaria en un colegio público de Bogotá, ya se destacaba entre los mejores de su clase. Forero, que creció en medio de una familia de clase media, siempre quiso ser abogado. Terminó el bachillerato en un colegio militar e ingresó a la Universidad del Rosario, en donde se graduó de abogado en 1995. 

A los 24 años empezó a dictar clases en la misma universidad y, paralelamente, realizaba una maestría en derecho penal y procesal. En Barcelona (España) cursó una maestría en derecho penal y en Israel estudió el sistema penal.

Tiene 38 años, está casado con una abogada, y ha combinado sus clases en el Rosario, los Andes y Javeriana con el litigio y su actividad como conjuez de la Corte Suprema de Justicia.

Aunque es bogotano, tiene un profundo gusto por la música vallenata y por la cultura costeña. 

A sus 25 años, escribió una de las obras consideradas best seller del derecho, sobre la omisión en el derecho penal, tema que era tabú entre los abogados. Esa publicación disparó su carrera profesional.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios de usuarios anonimos llenos de odio y con palabras soéces y/o calumniadores, serán eliminados.